El futuro de Instagram es más casual de lo que creíamos

La nueva tendencia en Instagram presenta un feed más casual, poniéndole fin a los retoques digitales y priorizando un estilo más auténtico. Desde los populares dumps fotográficos, hasta diseño gráfico Y2K, surge la pregunta: ¿Cómo es que las marcas se adaptan a esta nueva era? Revisamos de qué trata esta tendencia sin etiquetas y cómo es que las marcas se pueden beneficiar de imágenes de sándwiches a medio comer y crisis emocionales sin contexto. 

Por Majo Ugarte

Últimamente Instagram ha tenido mucha competencia en las redes, sobre todo con TikTok, que tiene un estilo más informal y divertido. Aunque Instagram comenzó como una red para mostrar el día a día de todos, después de un tiempo se volvió mucho más elaborado y comercial. Convirtiéndose así  en una plataforma para vender un estilo de vida lujoso, irreal, retocado; una vida promocionada por sus principales actores: los influencers. 

Siempre se ha discutido sobre el daño de las redes y su impacto en los jóvenes. Sin embargo, en los últimos años llenos de crisis en cada rincón del mundo, el estilo de vida consumista y retocado ya no es tan atractivo para los usuarios de Instagram. Lo que ahora se quiere ver es la vida “mundana” de las celebridades y artistas, sin filtros ni planeación anticipada…o de eso nos intentan convencer.

En TikTok se ha discutido que este nuevo estilo casual se asemeja mucho al de los realitys TV de los 2000 y es totalmente cierto.

Pero, ¿por qué es tan intrigante este nuevo estilo? La verdad es que es interesante ver lo que celebridades viven a diario, lo que sucede antes de los eventos y las presentaciones.  Es una de las formas más simples de construir una relación con ellas, de mostrar que son personas igual que nosotros y que toman lo mismo de desayuno que cualquiera. Además, actores y artistas usan esto para mostrar la creación de películas, series y videoclips. Es un tipo de publicidad disimulada que logra empatizar con la audiencia con facilidad. Es fácil encontrar los populares  ‘photo dumps’, y aunque parece algo con poca planificación, es una estrategia de marketing aún más fuerte de lo que uno se imagina.

En TikTok se ha discutido que este nuevo estilo casual se asemeja mucho al de los realitys TV de los 2000 y es totalmente cierto. Al igual que los realities, se documenta todo. Sin guión ni planes previos, pero, la verdadera realidad es que ninguno de estos eran tan reales como creemos. Todo se planea con anticipación, las situaciones, las ocurrencias, a pesar que se diga que no es el caso. Igual pasa en Instagram, todo es muy informal pero se planifica la selección de imágenes para que tengan esta estética simple. Se quiera o no, las redes siempre van a mostrar una realidad alterada, o solo lo que quieren que veamos. 

El mejor ejemplo de este estilo es Emma Chamberlain, una experta en crear esa estética que permite percibir una realidad más empática porque muestra situaciones de todo tipo y sin Photoshop.


Otra de las celebridades que muestra este estilo es la cantante Dua Lipa, quien durante la pandemia publicaba imágenes aleatorias de su vida en casa.


Marcas y colaboraciones

Algo que tienen en común las cuentas de Instagram de cualquier celebridad con este tipo de estilo es que no siempre se usan o mencionan a las marcas que aparecen en las fotos. Pero,  ¿por qué pasó esto? Básicamente, sirve para mantener la estética casual, quitar las etiquetas daba esa ilusión de “cualquiera puede tener estas prendas de lujo”. Algo que todos conocen no necesita de etiquetas, pero no todas las marcas estaban de acuerdo con este estilo porque significaba menos publicidad y alcance para ellos. Sin embargo, se ha llegado a un punto medio en cuanto a marcas y colaboraciones. Para no perder las alianzas con marcas de lujo y mantener la estética, lo que los creadores como Emma Chamberlain hacen ahora es poner en un mismo post dos imágenes similares  pero con una variación de pose o enfoque, la primera sin etiquetas y la segunda con ellas. 

Para las marcas adaptarse a esta tendencia es una oportunidad. ¿Cómo?…

Para las marcas adaptarse a esta tendencia es una oportunidad. ¿Cómo? Pues, lo que cualquier marca quiere, aparte de vender sus productos, es vender un estilo de vida, y justamente es eso lo que el instagram casual de ahora intenta vender pero de una  manera más sutil. Con esta nueva estética las marcas pueden fácilmente mostrar la versatilidad del producto, con la colaboración de creadores de contenido y celebridades. Las colaboraciones deben ser con personas que tengan el estilo de vida que la marca busca para que el post se sienta lo más auténtico posible, y es aún mejor cuando son fotos en espacios abiertos sin fondos blanco ni edición. 

Las redes son algo con lo que convivimos a diario, sobre todo estas últimas generaciones, así que se entiende la necesidad de quitar la falsa perfección que se muestra en Instagram por un estilo que capture la belleza de los pequeños momentos. Queda claro que la tendencia de ahora es la vida sin retoques. Así que, para ser parte de esta ola, nos toca prepararnos para publicar nuestros mejores looks hasta en las crisis emocionales. 


LEE TAMBIÉN:
Close

LATEX Magazine

Operado por M & Z Fashion Group
© Copyright 2019-2022. All rights reserved.
Close