Una guía básica para entender qué son los NFT

Los “tokens no fungibles”, o NFT con sus siglas en inglés, no son otra cosa que obras digitales. Si bien pueden ser imágenes, fotografías, obras de arte, videos y animaciones, también textos, tweets, softwares y música en formato digital. Lo que tienen de especial es que son “no fungibles”, es decir, no intercambiables. Por lo tanto, cualquier persona que adquiera una NFT es propietaria del original.
Hacer que un archivo digital sea único, descargado y copiado en el disco duro de una persona –aunque pueda estar disponible libremente cientos de miles de veces en Internet– solo fue posible gracias a los NFT.

Detrás de esto hay una tecnología especial: blockchain. La información sobre una imagen se almacena en un bloque. Si se añade nueva información, por ejemplo, si un coleccionista compra una imagen, se crea un nuevo bloque y se vincula al anterior. Esto crea una cadena: la cadena de bloques. Recoge toda la información para que siempre sea posible rastrear quién, en este caso, creó el cuadro, quién lo compró y a qué precio y a quién lo revendió.

Por regla general, los NFT se venden o subastan a través de mercados en línea, pero el arte digital también se subasta ahora en casas de subastas de renombre, como Christie’s. Los operadores de las plataformas, los vendedores y las personas que resuelven problemas aritméticos muy complejos con la ayuda de dispositivos electrónicos para crear un bloque ganan dinero con la venta a través de los mercados en línea. Quien publica una NFT tiene unos gastos elevados al principio, sin saber de antemano si encontrará gente interesada en comprar.


Interés en el mercado NFT

Sin embargo, numerosas empresas ofrecen ahora NFT. La perspectiva de obtener grandes beneficios es demasiado tentadora. Además, los autores también pueden recibir un porcentaje de cada reventa de una obra. Empresas de videojuegos como Ubisoft ofrecen armas o ropa digital para sus juegos, empresas de moda como Nike venden zapatillas digitales, entre otras cosas.

Muchos famosos también están probando su suerte con los NFT, tanto en el papel de compradores como en el de creadores. Una de ellas es la actriz Mila Kunis, que produce con su compañía la primera serie animada NFT: “Stoner Cats”.

La ventaja de los creadores NFT célebres es que no les importan los honorarios elevados y ya cuentan con un gran número de seguidores en las redes sociales, por lo que las noticias sobre colecciones únicas de NFT se difunden rápidamente. Paris Hilton lleva mucho tiempo promocionando los NFT. “Los NFT son el futuro para los creadores, los creativos y los coleccionistas, y esto es solo el principio”, dijo la heredera de hoteles Paris Hilton a Bloomberg News en noviembre de 2021.


¿Los NFT son perjudiciales para el medio ambiente?

No se sabe si las NFT seguirán siendo un fenómeno a corto plazo o se establecerán como una inversión estable en el mercado. En la actualidad, son principalmente objetos especulativos, ya que los precios, que suelen pagarse con criptomonedas, están sujetos a fuertes fluctuaciones. Además, esta tecnología es muy perjudicial para el clima, ya que requiere de mucha potencia de cálculo y, por tanto, tiene un elevado consumo de energía.



Nuevas oportunidades para el mercado el arte

Los defensores de los NFT subrayan que estos productos abren el mercado del arte a coleccionistas que antes no habían participado en él. A través de los mercados en línea, todo el mundo tiene acceso a las obras de arte y cada artista, cada fotógrafo, cada promotor puede ofrecer allí sus propias obras. Con la tecnología, instituciones como las galerías se vuelven superfluas, porque los compradores pueden contactar directamente con los creadores a través de los llamados “contratos inteligentes” y cerrar con ellos sus negocios.


NFT en la industria de la moda

No pasa una semana sin una serie de marcas de moda anunciando con orgullo su entrada en el mundo de las NFT. El tecnicismo de los “tokens no fungibles” tiende a causar confusión y plantea preguntas sobre su contribución concreta a las empresas de moda. 

Una de las aplicaciones más relevantes de las NFT es su capacidad para vincularse a un producto físico ofrecido por una marca. La ficha se convierte en la encarnación del producto en el mundo digital, incluidos artículos de lujo, zapatillas raras o relojes.

A través de la emisión de NFT por parte de las marcas, los consumidores tienen tanto un comprobante de compra como una prueba de autenticidad de su producto. Varios actores ya se han posicionado para apoyar a las empresas en esta área, como las cadenas de bloques Arianee, GoodsID o Aura, lanzadas por el grupo LVMH.

Esta asociación de productos / NFT también podría permitir a las marcas seguir el comportamiento del consumidor de un comprador, particularmente en el mundo del lujo de segunda mano, pues la NFT se transfiere al comprador al mismo tiempo que el producto.


Las NFT de moda ciertamente parecen una herramienta de marketing de gran éxito para las marcas, pero también ha sido una forma para que los artistas digitales emergentes capitalicen y muestren sus habilidades, a menudo colaborando con marcas más grandes.

El token NFT también podría convertirse en una clave para acceder a beneficios exclusivos. Este enfoque fue adoptado por la Semana de la Moda de París el verano pasado, cuando compradores, periodistas e influencers recibieron un “NFT de utilidad” que les daban acceso a presentaciones exclusivas de realidad aumentada. Más allá de los desfiles de moda, dar NFT a la lista de clientes de una marca puede ser una poderosa herramienta de marketing para eventos de colección cápsula o apertura de tiendas.

Si bien, aunque el fashionista promedio aún no está comprando NFT de diseño, una multitud hambrienta por criptomonedas ya está invirtiendo en estas, y con ellas comercializar en algún punto con la NFT.

LEE TAMBIÉN:
Close

LATEX Magazine

Operado por M & Z Fashion Group
© Copyright 2019-2022. All rights reserved.
Close