Drag, humor y evolución: Celebrando los 4 años de XANAXTASIA

Por Cayetano García
Fotografía Manuel Ramírez

Detrás de la cabellera rubia y de sus envidiables labios y pestañas, se encuentra el mensaje de tolerancia y diversidad que propone Xanaxtasia. La drag queen peruana celebra cuatro años desde su primera aparición y en un momento tan incierto para la comunidad LGTBIQ+ en el Perú, se hace la pregunta: ¿Cuál es el rol de un artista drag dentro de esta sociedad? Conversamos con Diego Cooper, el creador de este personaje y de la burbuja llena de delirios en la que vive Xanax. 

“Xanax te diría que es la estrella máxima de todo el mundo. Todos los hombres quieren estar con ella y todas las mujeres quieren ser ella. Entre ser o no ser, Xanaxtasia es”, bromea al describirse.

Allá en el 2017, cuando las noches de los viernes en las calles de Miraflores se veían inundadas por personajes melómanos y seres que se resisten a ver la luz del día, nació Xanaxtasia. La evolución de este personaje ha sido a toda velocidad; partiendo de un maquillaje característico de películas de terror hasta la “bomba rubia” que conocemos actualmente. 

Xanaxtasia es una parodia de muchos personajes irreales, pero sobre todo de los reales. De la superficialidad de estas personas; es una sátira de lo que vemos todos los días en esta sociedad. La tía clasista, la homofóbica, esa es la Xanax. Mi objetivo es educar e informar sobre estos temas sociales y políticos…”

El carácter de Xanaxtasia está lleno de referencias de la farándula peruana y la manera en la que se comunica con sus seguidores sugiere un lenguaje típico de la alcurnia limeña. Sin embargo, detrás de esta comicidad, se encuentra una importante crítica al clasismo y la doble moral dentro de la capital peruana. “Xanaxtasia es una parodia de muchos personajes irreales, pero sobre todo de los reales. De la superficialidad de estas personas; es una sátira de lo que vemos todos los días en esta sociedad. La tía clasista, la homofóbica, esa es la Xanax. Mi objetivo es educar e informar sobre estos temas sociales y políticos, que también tienen un impacto sobre mí, de una manera graciosa”, comenta Diego. 

LEE TAMBIÉN: ENIGMA CIPRIANI & SABRINA SLAYER SOBRE LA NUEVA BELLEZA Y EL ARTE DEL DRAG

YANBAL SE RENUEVA HACIENDO UNA ODA A LATINOAMÉRICA

Entonces, al leer esto, uno podría concluir que la labor de una drag queen se basa en informar a la población sobre este tipo de problemáticas de manera entretenida. Sin embargo, la presencia de artistas drag en la historia de la humanidad indica que su aporte va mucho más allá de las risas. La “estupidez” y lo lúdico detrás de interpretar el género con teatralidad sirve como un gran espejo de la innecesaria rigidez en la que estamos inmersos cuando hablamos de qué es ser un hombre y qué es ser una mujer. “El drag es un acto político. La sociedad te impone cómo se debe vestir un hombre. Ir con mallas y pelos grandes ya es una rebelión. El hecho de ser un hombre vestido de mujer es un mensaje de no tomarse la vida tan en serio. Todos tenemos que aprender eso”, propone el artista. 

Durante estos cuatro años, el ingreso del arte del drag al mainstream ha sido algo muy evidente. Xanaxtasia apareció en un año en el que el Perú recibió a una horda de las más reconocidas drag queens del mundo. La popularidad del reality de competencia Rupaul’s Drag Race no era ajeno al público peruano, volviéndose un mercado de entretenimiento líder en la región. Sin embargo, esta aparente aceptación hacia la performatividad del género ha sido un proceso largo y doloroso.

La interpretación de personajes femeninos por hombres en programas cómicos de televisión siempre venían cargados con una connotación peyorativa, misógina y transfóbica. Representaban a la mujer de una manera burda y que perpetuaba la violencia que se daba fuera de la televisión y dentro de la cotidianidad. “Eso no es drag”, afirma quien le da vida a Xanaxtasia. Por el contrario, el drag visibiliza el juego entre lo femenino y masculino y abraza la diversidad de identidades. 

LEE TAMBIÉN: ENVY PERÚ HACE HISTORIA COMO LA PRIMERA PERUANA EN DRAG RACE

Hace unos días, diversas drag queens hicieron su aparición en un programa en horario estelar dirigido a un público conservador. A diferencia de lo que podría haber pasado anteriormente, los artistas eran admirados por la complejidad de sus coreografías y la fabulosidad de su maquillaje. “Una acción que generó visibilidad, respeto y tolerancia para estos artistas y su arte. El mindset está cambiando, eso es lo que se quiere lograr. El drag no es nada fuera de lo común, es arte”, concluye Diego. 

Por segundo año consecutivo, las celebraciones del mes orgullo se ven opacadas por la incertidumbre política y la crisis sanitaria. Sin embargo, la reflexión sobre los grandes pasos que han sido dados por parte de la comunidad LGBTIQ+ en el país se vuelve más oportuna. El drag y su presencia masiva en los medios dan signos de que existirá un futuro más tolerante y abierto a la expresión de género diversa. Xanaxtasia da un paso al frente, se visibiliza y, junto a sus miles de frases célebres, observa sus cuatro años de vida. “A la Xanax de hace cuatro años le diría que siga haciendo todo lo que está haciendo, que confíe y que no dude de las ideas que se vienen a su mente”.

MIRA TAMBIÉN: 8 PELÍCULAS PARA CELEBRAR EL MES DEL ORGULLO DESDE CASA

MIRA TAMBIÉN: UNA GUÍA DE SERIES CON REPRESENTACIÓN LGBTQI+

Close

LATEX Magazine

Operado por M&Z Fashion Group
© Copyright 2019-2021. All rights reserved.
Close