El año de las segundas (terceras y cuartas) oportunidades para Paris, Lindsay y Britney

Entre batallas legales, retornos a sus inicios tras una larga pausa, nuevos proyectos y hasta una boda, el 2021 marcó un antes y después en las trayectorias individuales de la ‘Santísima Trinidad de los 2000’. Analizamos los acontecimientos más relevantes que hicieron del 2021, el año de reivindicación para Paris Hilton, Lindsay Lohan y Britney Spears.

Por Luis Jesús Risco

Las fiestas, sin importar lo que se celebre, brindan la oportunidad de analizar el año que se cierra y con esto, reflexionar acerca de las metas trazadas y aquellas aún por cumplir. Tras un año tan complicado como lo fue el 2020, recurrimos a la nostalgia como mecanismo de supervivencia masivo, revisitando antiguos álbumes, películas, programas de televisión, entre infinidad de medios de entretenimiento. Sin embargo, nadie habría esperado que nuestras reinas de la farándula resurgieran con noticias tan emocionantes y positivas.

El 27 de noviembre del 2006, fue inmortalizada aquella icónica escena en la que Paris Hilton, Lindsay Lohan y Britney Spears figuraban, por última vez, reunidas en el interior de un auto a la salida del hotel Beverly Hills. Posterior a la toma de dicha imagen, Hilton pasó tres semanas en prisión y Britney sufrió la infame crisis que resultó en la conservaduría impuesta por su padre, mientras que Lindsay se convirtió en una auténtica asidua a las clínicas de rehabilitación. 

Estas jóvenes leyendas, embajadoras de la cultura pop adolescente de inicios del siglo, regresan para mudarse a nuestras mentes y poner fin a su prolongada mala racha. Coincidentemente, sus vidas se transformaron completamente en una ventana de tiempo bastante cercana: Paris se vistió de novia tras tres compromisos fallidos, Lindsay retomó su carrera actoral y Britney consiguió la victoria en su tenaz lucha por la libertad.

A pesar de admirarlas hasta cierto punto, la sociedad optó por seguir satisfaciendo su apetito por la desgracia ajena, consumiendo titulares sensacionalistas en lugar de analizar a profundidad su rol en lo ocurrido con estas mujeres.


PARIS HILTON

Habiendo sido situada, en el año 2006, como segunda más votada en la categoría de ‘Peor Celebridad como Modelo a Seguir’ por una encuesta de Associated Press y AOL, las cosas parecían ir en picada para la multimillonaria heredera, que pasó tres semanas en prisión por infringir su libertad bajo fianza tras ser condenada por conducir bajo los efectos de la marihuana en 2007. 

Foto policial, Paris Hilton, 2007

A esta decepción se le suma el hecho de haber sido desheredada por su familia en base a sus conocidos problemas con la justicia, ligados al consumo de sustancias ilícitas. No obstante, la rubia por excelencia supo construir su propio imperio con apariciones  en programas reality estadounidenses, que le permitieron convertirse en un ícono de masas.

Natalia Barrera, Carol Reali y Percy Pls protagonizan Innovation x de H&M

La influencer original, título que se otorgó a sí misma, compartió con Tamron Hall que, tal como expuso en su documental de 2020, ‘This is Paris’, sufrió durante su adolescencia, numerosas traiciones que la ayudaron a despejar los bloqueos mentales que le impedían dar pasos en su vida personal.

Más allá de los negocios, Hilton soñaba con caminar hacia el altar. Su primer compromiso, a la corta edad de 20 años, fue con el modelo Jason Shaw pero fue cancelado en 2003. Dos años más tarde, formalizó su relación con Paris Latsis, con quien rompió en el 2005. El tercer compromiso, con Chris Zylka, se dio en 2018 y culminó a fines del mismo año. La cuarta, sin embargo, fue la vencida, al darse el ‘sí’ con Carter Reum en una boda tan extravagante que contó con 10 diferentes vestidos de novia. Hilton asegura querer formar una familia.


LINDSAY LOHAN

Paris está lejos de ser la única en haber recibido un anillo durante el 2021. La protagonista de Juego de Gemelas hizo público su compromiso con el banquero ejecutivo Bader Shammas en noviembre. Su publicación en Instagram, acompañada de la descripción: “Mi amor. Mi vida. Mi familia. Mi futuro.”, cumplió con desencadenar una serie de reacciones, en su mayoría positivas, por parte de usuarios y medios de noticias. 

Ahora, el estado de su relación amorosa no fue la mayor noticia que sacudió a los seguidores de la actriz. El anuncio, en realidad, vino de Netflix, cuando la plataforma de streaming reveló, mediante sus canales sociales, que LiLo protagonizaría una cinta con temática navideña, siendo su primer rol serio en años.

El tercio del grupo, cuya carrera ha sufrido más debido a traumas personales, se reinventa y regresa a como la vimos por primera vez. Gracias a Britney y su historia, hemos podido encontrar que el éxito de afuera no siempre refleja lo que sucede a puertas cerradas. Se trata de las oportunidades perdidas y aquellas ofertas que nunca llegaron.

La actriz de 35 años, conocida como la reina de la fiesta, ha sido siempre pública y honesta cuando se trata de su lucha contra la adicción. Como dijo en 2013: “yo podría escribir un libro sobre la rehabilitación. El juez me ha mandado a estos organismos 6 veces”. Una vez más, declara que aquellos días de locura llegaron a su fin y asegura sentirse lista para retomar la actuación de manera comprometida en este fresco capítulo de su trayectoria.


BRITNEY SPEARS

No es ningún secreto que el 2007 fue un año sumamente difícil para Britney. Las imágenes de la intérprete de Toxic con la cabeza rapada son algunas de las más reconocibles en lo que a cultura pop concierne. Días después, Spears protagonizaba otro incidente, en el que con un paraguas en mano, luchaba contra los paparazzi. Se podría afirmar que ambos acontecimientos fueron las gotas que derramaron el vaso, puesto que, alrededor de un año más tarde, la cantante fue internada en un psiquiátrico, y privada de su libertad para tomar decisiones, quedando bajo la tutela de su padre.

No fue hasta 2021 que el movimiento #FreeBritney ganó demasiada potencia como para ser ignorado. Gran parte de los avances logrados a favor de Britney se deben a la insistencia del grupo, motivado por los mensajes crípticos que inundaban las redes de la misma. El documental lanzado en febrero, ‘Framing Britney Spears’, cumplió con informar a una aún mayor audiencia acerca de la carrera de la artista, así como sus obstáculos en términos de salud mental.

Actualmente, el panorama luce esperanzador para Britney, de 39 años. Tras 13 largos años bajo la opresiva tutela de su padre, ha recuperado el control de su vida, su carrera y hasta su patrimonio. La tutela fue terminada el 12 de noviembre del presenta año, día que Britney señaló como “el mejor de su vida”, así como manifestó sentirse “agradecida con el Señor”.

A pesar de tener dos matrimonios fallidos en su pasado, el primero durante 55 horas con Jason Allen Alexander y el segundo con Kevin Federline, padre de sus hijos, la estrella se encuentra en una estable y feliz relación con su novio, Sam Asghari, y al haber recobrado las riendas de su vida, podría ser la siguiente en darse el ‘sí, acepto’.

En julio, Paris aseguró a Entertainment Tonight sentirse “increíblemente orgullosa” de su amiga por “ser tan fuerte, usar su voz, defenderse. Simplemente tomar el control de su vida”. Finalmente, añadió que “la quiere mucho y está extremadamente feliz por ella”.

Así como Paris, incontables personas alrededor del mundo se sumaron en apoyo a la batalla en cuestión, que llevaba siendo librada desde 2008.


Tres compromisos, una boda, planificación familiar y la restitución legal de la libertad tras más de una década de sometimiento, son tan solo algunos de los logros por los que brindarán durante sus celebraciones individuales.

La foto mencionada líneas arriba retrata al trío en su apogeo, poco antes de entrar a una nueva etapa de paparazzis despiadados, periodismo irresponsable y consecuencias legales. A pesar de admirarlas hasta cierto punto, la sociedad optó por seguir satisfaciendo su apetito por la desgracia ajena, consumiendo titulares sensacionalistas en lugar de analizar a profundidad su rol en lo ocurrido con estas mujeres.

A finales del 2007, Paris y Lindsay habían estado en la cárcel, mientras Britney vivía una crisis de salud mental, la misma que terminaría con su padre despojándola de todo lo que tenía. Los altibajos de las tres proveen a la cultura con suficiente material para disecar por un largo tiempo. Numerosos artículos y documentales se han hecho al respecto, reflejando el cambio que ha experimentado la opinión pública y con esta, los medios de comunicación. 

A puertas de concluir el 2021, la nostalgia recorre los corazones de quienes, en algún momento, miraron a la denominada “Santísima Trinidad” con ojos de asombro y maravilla. Pese a sus travesías separadas, Paris, Lindsay y Britney permanecen unidas ante el universo, cada una de ellas con momentos enormes que prometen seguir desarrollándose en los años por delante. 

Tres compromisos, una boda, planificación familiar y la restitución legal de la libertad tras más de una década de sometimiento, son tan solo algunos de los logros por los que brindarán durante sus celebraciones individuales. Buenas noticias para las tres y un par de hitos que llevan años en proceso. Traiga lo que traiga el nuevo año, 2021 pasará a la historia como el año en que Paris Hilton, Lindsay Lohan y Britney Spears festejaron la vida, el amor y mucho más importante, obtuvieron exactamente lo que merecían.

Close

LATEX Magazine

Operado por M&Z Fashion Group
© Copyright 2019-2021. All rights reserved.
Close