Nicole Zignago: Un amor sin etiquetas a través de la música

Nicole Zignago: Un amor sin etiquetas a través de la música
Motivada por un legado familiar de artistas y con mucha tenacidad para lo experimental, la cantante peruana Nicole Zignago se posiciona como una promesa de la música latinoamericana. 

Ya sea como intérprete o como compositora de recientes hits, la sensibilidad artística de Nicole eleva sus proyectos musicales para lograr conectarse con cada uno de sus oyentes. Su último single, ‘Me gusta que me gustes’, es una propuesta de entregarnos completamente al amor y de vivir sin miedo al qué dirán.

A días de haber estrenado el videoclip de su nueva canción, conversamos con Nicole sobre su más reciente lanzamiento, sobre su regreso al Perú y su reacción frente a la prensa popular peruana. 


Fotografía: Fer Piña
Maquillaje: Luisiana lopez
Styling: Covadonga Lara
Asistente styling: Renata Sanchez

Texto y entrevista: Cayetano García

“Amo las preguntas difíciles que me hacen pensar,” confesó Nicole Zignago al comienzo de la entrevista desde México. La sensibilidad de cada una de las respuestas de la cantante peruana, también se encuentran en las canciones que interpreta y escribe. Nicole, como ella misma se define a sus 26 años, es una mediadora de sentimientos. 

Su más reciente single, ‘Me gusta que me gustes’, es muestra de ello. Una fotografía íntima del enamoramiento, en donde la piel se eriza y se siente todo a mil por hora. Motivada por una familia llena de artistas, Nicole se posiciona como una gran promesa para la música peruana en el ámbito internacional; en esta oportunidad, explorando lo más visceral del amor auténtico. 

Su mayor inspiración es su padre, a quien escuchaba cantar siempre en casa desde su niñez. Siendo él una de las figuras más importantes de la música peruana y al haber estado rodeada de una familia de actrices y cantantes, a Nicole Zignago le resulta casi imposible concebir una vida sin arte. “En mi genética ya traía ese chip de libertad artística. Desde muy niña me di cuenta que tenía el corazón para cantar, y aunque era muy tímida, me di la chance de poder explorar estos dotes. Creo que todos los niños nacemos artistas, pero lo difícil es seguir siéndolo cuando crecemos”, señala la cantante peruana. 

El acercamiento de Nicole a la música no es solo como cantante e intérprete, sino también como escritora y compositora para otros artistas. Su nombre aparece en los créditos de recientes grandes hits de la música latinoamericana, mostrando su versatilidad dentro de los géneros en los que logra llenar de magia. “Al escribir para otros artistas, me ha dado a entender que no se puede ser tan purista en los sentires de la música. Escribo de todo y dejo lo experimental detrás para meterme en el personaje de los artistas con los que trabajo. En mi vida sabrás que escribí  ‘Taxi’ de Guayna y Mariah. No existe una forma correcta de disfrutar e interpretar la música”, comenta Nicole. Para ella, su propósito cantando sus propias letras o escribiendo para otros cantantes es el mismo: conectar a través de la música.

Pero Nicole nunca ha sido una cosa a la vez. Al describirse, se explaya con términos de astrología, de los lugares en los que ha vivido y las maneras en las que ejerce su pasión. “Soy un mejunje de cosas. Yo creo que al haber crecido con mucha música alrededor mío, me inculcó a llevar la experimentación en mí. Soy una esponja en mi faceta artística y personal; mi sensibilidad absorbe todo. Soy metódica con mi trabajo, pero a la vez vivo en las nubes”, comenta Nicole. Ella va recolectando notas de voz con melodías que aparecen en su cabeza espontáneamente y tipea en su celular futuras letras que pueden funcionar. Pero, por sobre todo, los procesos creativos de Zignago, están basados en la introspección.

Con una onda futurística, cruda y fría como el metal, Nicole lanzó “Karate” en julio del 2021. La canción trata de la conquista introspectiva de los demonios de uno mismo. “De vencer a la oscuridad que llevamos dentro y aceptar que forma parte de nosotros”, describe Zignago. El single fue una muestra de su capacidad de exploración sonora, utilizando cuerdas de guitarras japonesas y acompañado por un video musical mordaz. Las medidas para contrarrestar la pandemia la dejaron en una posición para verse a sí misma de una manera más profunda. “Para todos, el 2021 fue un año de reorganización y de estar listos para hacer ese research interno. Yo me lo tomé muy en serio porque el crecimiento personal nunca va a terminar. Hice mucha introspección porque me quería pulir”.

A pesar de estar temáticamente alejada de “Karate”, su último single también es una joya que muestra a flor de piel el espíritu sensible de Nicole. ‘Me gusta que me gustes’ se escucha como un pasaje en el diario personal de la cantante durante los primeros días de enamoramiento. La canción será parte de su esperado álbum lanzado más adelante en el año y es la muestra más sincera de la joven cantante. “Estoy más enamorada que nunca en mi vida, libre y muy en contacto con el amor. Esta canción es un viaje sensorial. Una oda a entregarte al amor otra vez”.

Si hubiera sacado una foto anunciando mi relación con un hombre, no hubiera sido una noticia. Me hace sentir, no triste, pero un poco conflictuada.

El video de “Me gusta que me gustes”, abre con ella en un vestido rojo dentro de un cuarto oscuro, mientras observa dos objetos que simbolizan el comienzo del amor. Una secuencia bañada en simpleza, pero que logra atraer la atención de algún recuerdo de nuestro primer amor. La facilidad que tiene Nicole de comunicarse a través del arte es una parte esencial en quién es ella como persona. “Quiero crear espacios donde la gente se pueda conectar, se sienta identificada, entendida y escuchada. He encontrado la manera de explorar distintas formas para poder plasmar mis sentimientos”, comenta Nicole. 

Este nuevo single, es su propuesta para ver el amor de una manera más visceral, sin etiquetas y sin titulares innecesarios.

Unas semanas antes de lanzar esta canción, los titulares en diarios populares del Perú, pintaban de noticioso el anuncio de la relación de Nicole con la fotógrafa Fernanda Piña. “Nunca debió ser un titular. Si hubiera sacado una foto anunciando mi relación con un hombre, no hubiera sido una noticia. Me hace sentir, no triste, pero un poco conflictuada”, recuerda la cantante. Este nuevo single, es su propuesta para ver el amor de una manera más visceral, sin etiquetas y sin titulares innecesarios. La letra de la canción hace visible un amor muy pocas veces representado en la música popular, mientras que el video finaliza con un abrazo entre Nicole y otra mujer, haciendo evidente la presencia de su actual pareja en la inspiración para la canción. 

“Si lo dije en redes, es porque tengo una plataforma y es mi responsabilidad normalizarlo. Sueño con un mundo en el que la gente no tenga que salir del clóset. Me hubiera gustado tener canciones que representen la manera en la que yo amé desde los 16, cuando empecé a darme cuenta de una identidad propia que la sociedad tildaba de incorrecta”, recuerda Zignago. 

Amo mi país […] He visto mucho potencial en cuanto a lo artístico, pero hace falta mover muchos cables culturalmente.

Esta experiencia con la prensa nacional fue un acercamiento a la cultura peruana después de un tiempo de no regresar. Desde muy pequeña, se encontró viajando y viviendo en diferentes ciudades del mundo, pero retornar a su país es reconectar con su historia y su constante inspiración. “Amo mi país, regresar es conectar con partes de Nicole que, de repente, ya no soy, pero que me gustan seguir viendo y regresarlas a donde estoy”, confiesa la cantante. Después de 10 años, volvió al Cusco y recorrió diferentes pueblos de esa región del país. “Me inspiró mucho vivir la experiencia de salir un momento de la burbuja en la que he crecido. He visto mucho potencial en cuanto a lo artístico, pero hace falta mover muchos cables culturalmente. Me muero de ganas de ser ministra de cultura (se ríe). Pero por sobre todo, es crucial que entre músicos sigamos apoyándonos para hacer conocer el arte que hay en el país”, comenta. 

Actualmente, Nicole radica en Ciudad de México, cerca de su familia en Estados Unidos, su estudio musical y fascinada por el arte que decora la capital mexicana. Para ella, es indudable que nos encontramos viviendo una revolución latina cultural, viéndola como una oportunidad para que otros artistas como ella, experimenten y dejen florecer esta latinidad. “Siento que en toda Latinoamérica hay mucho talento. Pero en el Perú, hay ese “nosequé” que es fantástico y lo pude presenciar después de mucho”.

A la espera de un EP que será lanzado en mayo y más adelante su primer álbum, Nicole Zignago continúa un legado musical construido en la experimentación. Con cada paso que da, muestra lo osada que es artísticamente y la promesa que representa para la escena musical peruana en el exterior. Nicole continuará entregándose a los sentimientos más puros y, así, podrá unir puentes sensoriales con sus oyentes. 

Close

LATEX Magazine

Operado por M & Z Fashion Group
© Copyright 2019-2022. All rights reserved.
Close