Camila Falquez es la fotógrafa latina que redefine cómo vemos el mundo y la belleza desde su artivismo

Detrás de su trabajo visual con celebridades como Selena Gómez o Bad Bunny, la fotógrafa nacida en México e hija de padres colombianos, busca derrumbar las fronteras y formas en las que vemos el mundo. Capturando la esencia de identidades diversas y usando colores que bordean el surrealismo, Camila Falquez se posiciona como el futuro de la fotografía femenina sin límites de expresividad.

Por Gianfranco Suito

Los Encantes de Barcelona es un mercado de pulgas que florece bajo un techo espejado y sirve como espacio de inspiración e interacción para 100.000 personas que lo visitan semanalmente. Hace muchos años, Camila Falquez fue una de ellas; caminó entre muebles antiguos, ropa desechada y secretos escondidos hasta verse cara a cara con la que sería su primera cámara, una Canon. Desde entonces, su trabajo como fotógrafa y cineasta ha atravesado fronteras y, quizás sin saberlo, te has cruzado con alguna de sus fotografías.

Recientemente, trabajó con Selena Gomez para las portadas de su primer disco en español, con elementos teatrales que generaron fotografías inmediatamente icónicas. Un año antes de eso, en el 2020, capturó a Kamala Harris para la revista Time.

Y tan solo en el 2019, hizo historia al convertirse en la primera fotógrafa mujer en firmar una portada para Vogue España, en resonancia con otras victorias para la diversidad alrededor del mundo, como Tyler Mitchell volviéndose el primer fotógrafo negro en fotografiar una portada de la edición americana de Vogue.

Sin embargo, para Camila, esas etiquetas que intentan diferenciar identidades de la “norma”, son la norma. Nacida en México DF —de padres colombianos—, creció en Barcelona, y actualmente reside en Nueva York. Dicho esto, no sorprende que una de las características principales de su obra sea la mezcla de culturas.

LA ACTRIZ ALVA FLORES FOTOGRAFIADA POR CAMILA FALQUEZ PARA VOGUE ESPAÑA.

Un ejemplo es su proyecto ‘Being in History‘, a través del cual rinde homenaje a la belleza de personajes cuya existencia ha sido ignorada en nuestra memoria colectiva. De tal forma, se unió a decenas de personas queer que crearon un manifesto de expresión libre, sin edición o restricción alguna.


La importancia de proyectos autogestionados como este yace en la oportunidad de transformar la conciencia social y fomentar un sentido de afirmación de identidad. Para difundirlo, grandes impresiones de las fotografías habitaron las paredes de Manhattan (2020) y ahora viven en las ventanas de algunos viejos negocios de New York.

​​

La obra de Camila Falquez es transformadora, pues los sujetos retratados son sacados del mundo real y colocados en una tierra de fantasía. Los colores utilizados son surrealistas y audaces, tal como los que emplea el cineasta español Pedro Almodóvar; los personajes visten prendas que potencian sus características individuales y permanecen suspendidas en el aire; la iluminación (generalmente) suave transforma cada fotografía en una pintura impresionista. 

Asimismo, construye escenas teatrales sin límites a la expresividad de cada uno, como en su pieza multidisciplinaria titulada “Mujeres Sobre las Tablas” / “Carta a mi Hija”, donde varias mujeres de edad avanzada exteriorizan una vida llena de experiencias a través de la poesía; o con “Flamenco That Moves Between Genders – Manuel Liñán”, donde logra plasmar el movimiento de la danza y el sonido de la música en un plano bidimensional.

Para ella, lo que diferencia a un fotógrafo del resto es “la capacidad de plasmar su punto de vista, su mensaje, su personalidad, en una fotografía”. “El fotógrafo de iPhone y el fotógrafo profesional tienen la misma realidad delante, pero habrá una de las dos fotografías que te hará entender algo más sobre el mundo que no aparece necesariamente en los objetos que componen la imagen”.

El imaginario visual de Camila Falquez ofrece un respiro de intimidad frente a la desconexión latente de los últimos años. Posee un interés simultáneo tanto en las vivencias individuales de sus retratados como en el mundo colectivo que habitan, y logra capturar cada peculiaridad con una sensibilidad humana. Ella representa una fuerza desafiante de creatividad que está transformando la manera en la que vemos el mundo.

Close

LATEX Magazine

Operado por M & Z Fashion Group
© Copyright 2019-2022. All rights reserved.
Close