¿Cómo se adaptarán algunas marcas peruanas ante los cambios globales?

Por Sebastián Alanya

Ante la crisis global por la pandemia del COVID-19, los negocios, industrias y mercados se han visto afectados de muchas formas. El aislamiento social obligatorio, además de ser necesario para hacer frente a esta crisis sanitaria, es una medida que impide el funcionamiento normal de los establecimientos y coloca a varios negocios a repensar, replantear y reformular todo su sistema comercial.

El mundo y la industria han cambiado para siempre, la reflexión sobre el cuidado del planeta va en aumento, la revalorización de los artículos de primera necesidad llevará a algunos consumidores a pensar dos veces la compra de artículos no vitales, habrá también los que busquen marcas comprometidas con prácticas sostenibles, todos estos son algunos comportamientos que las marcas post COVID-19 tendrán que responder con una oferta flexible y demostrar si están listos para este nuevo mundo.

[LEE TAMBIÉN: UN PANORAMA MÁS FUERTE HACIA LA SOSTENIBILIDAD]

¿Cómo están manejando la crisis las marcas de moda peruanas? Conversamos con algunos diseñadores sobre el futuro de su empresa ante esta difícil situación.

PRONUNCIACIÓN

Las marcas deberán entender los cambios que provoca el aislamiento en las personas, y adaptar su forma de interactuar con ellas. En un estudio de la agencia MRM Madrid, se revela la premisa que “aquellas marcas que adapten su comunicación y acciones a las necesidades que demanda una sociedad en un contexto inédito, serán aquellas que contarán con la confianza del consumidor cuando la pandemia del COVID-19 pase”, esto quiere decir que los consumidores están esperando que las marcas se pronuncien desde su campo ante esta crisis, y serán las que lo hacen, las que permanecerán en el tiempo.

Los consumidores están esperando que las marcas se pronuncien desde su campo ante esta crisis, y serán las que lo hacen, las que permanecerán en el tiempo.

Una de las marcas peruanas con la que conversamos fue The 13 Snake Project, ellos llevan un pequeño diario, y ven esta crisis como un total paro que permite respirar, analizar y avanzar. Marcas como AYNI y MozhMozh también son conscientes que ahora más que nunca se tienen que unir fuerzas y sumar comunidad + colaboración antes de nuestros intereses personales, tanto para el bien de la industria y el país. Además, cuentan con campañas y comunicación constante en beneficio a los artesanos con los que colaboran.

Y en el lado de la concientización que esta crisis nos está brindando, diseñadoras como Sophia Lerner hacen un reflexión importante que definirá el comercio post pandemia, para la diseñadora, “este tiempo está ayudando a hacer una introspección profunda en nuestros valores y la manera en que consumimos de forma colectiva, esperamos que haya una mayor consciencia a la hora de comprar y que las personas apuesten por la compra y producción local”.

PRÁCTICAS SOSTENIBLES

Mientras las personas permanecen en su hogar, desde la barrera observan cómo el planeta está mejorando, por lo que, después de esta crisis, es probable que la sostenibilidad sea una demanda aún mayor a las marcas y a los gobiernos. El compromiso de las compañías con las sociedades en las que operan, marcas más empáticas y humanizadas en todos sus procesos.

Adriana y Laerke de AYNI tienen una idea muy clara de lo que esperan de esta nueva generación de consumidores. “Confiamos que el consumidor post pandemia optara por alternativas sostenibles y responsables de alta calidad y durabilidad pero ante todo, trazabilidad en la cadena de valor y generar impacto positivo social, económico y ambiental. Se está reforzando la actitud de los consumidores hacia cómo se mitiga el impacto del cambio climático, entre otros problemas globales. Las marcas deberían pensar en su propósito y en beneficios más sociales que individuales”.

Adaptar los mensajes publicitarios, mantenerse relevantes, reasignar los presupuestos, expandir las audiencias y pensar a largo plazo. Es importante caer en cuenta que, al entender las necesidades actuales de los consumidores, se podrán entender las del futuro.


COMERCIO DIGITAL

Las tiendas físicas han cerrado, pero han tenido una respuesta rápida de manera digital. Las migraciones masivas al e-commerce son una realidad. Jaime Montenegro, líder del área de TI & eCommerce de la Cámara de Comercio de Lima (CCL) comentó para Diario Gestión que el impacto global del coronavirus ha obligado a las empresas a adaptarse a un nuevo escenario, frente a ello el eCommerce se ha visto altamente impulsado y representa una valiosa herramienta para atenuar los efectos de esta crisis.

El e-commerce se ha visto altamente impulsado y representa una valiosa herramienta para atenuar los efectos de esta crisis.

La pandemia ha hecho reflexionar a muchos negocios y cuestiona la vigencia de estos, para Mozh Mozh la posibilidad de un showroom virtual es muy probable: “Creo que fortalecer la relación directa con nuestro consumidor va a ser nuestro principal objetivo. Asimismo enfocarnos en nuevos mercados creando nuestras propias metas a corto y largo plazo. Es muy posible que nuestro próximo showroom sea virtual. Tendría más sentido para todos, finalmente es hacia ahí donde se está dirigiendo el mercado en todo el mundo”.

Sophia Lerner, planea aumentar su actual 20% de tráfico online a uno mucho mayor con estrategias focalizadas: “Creemos que en general el tema online va a coger mucha fuerza, desde desfiles y ferias virtuales hasta venta online, la experiencia en redes va a necesitar ser más estratégica y al mismo tiempo generar una conexión más orgánica y humana. Antes pensábamos que el 20% de nuestras ventas tenían que venir de la web y ahora estamos reflexionando si este porcentaje debería ser mayor”.

De acuerdo con la empresa especializada, NAPSE, en países como Japón, Italia, Francia y Corea del Sur, el comercio electrónico ha crecido entre un 100% y 700% según la categoría, en Perú, según un estudio de la CCL, se estima que en el mes de abril, las ventas online crecerán en promedio 50% en todas sus categorías y se revela que del total de consumidores, el 30% serían nuevos.

Con esta alza, otro de los retos planteado por The 13 Snake Project es el cómo hacerse visible entre el mar de oferta, para ellos, planear destacarse con tejidos antibacterianos es una de las opciones que vislumbran pero no de forma inmediata y, sin duda, no en estos momentos, para ellos, estos meses serán ‘secos’, “habrán campañas de mitad de año seguramente, pequeñas, porque ahora no vale la pena crear nuevos productos. Te estarías colgando en invertir en algo que no tendrá retorno”, comentó la diseñadora detrás de la marca.

AYNI ya va pensando y rediseñando su apuesta por las plataformas digitales de ventas wholesale, con más enfoque en el e-commerce, redes sociales y con un storytelling fuerte y sensible, para las diseñadoras “es momento de reflexionar, re-pensar, innovar y nos toca ser más creativas que nunca. Hemos aprendido que cada crisis también ofrece oportunidades y nos sentimos motivadas ante el reto de adaptarnos a las nuevas condiciones post pandemia. Incluso nos atrevemos a pensar que podemos contribuir a un cambio de desarrollo sostenible para nuestro sector. Creemos que estos momentos nos llama a ser más responsables y solidarias y entender la importancia de colaboración y comunidad”.

Lo cierto es que para todas las marcas y comercios no hay una receta sobre la estrategia que deben seguir durante la pandemia y post-pandemia, será prueba y error hasta alcanzar algo rentable.

Imagen portada MozhMozh

Close
LATEX Magazine © Copyright 2019-2020. All rights reserved.
Close