CHROMATICA: El regreso de Lady Gaga al trono del pop

Por Gianfranco Suito

Lady Gaga nos ha demostrado una y otra vez que es una de las artistas más versátiles de nuestros tiempos y, con Chromatica, regresa con más fuerza que nunca al sonido que la convirtió en una estrella global hace más de una década.

Se trata de su primer álbum de estudio desde Joanne (2016) seguido de la banda sonora de A Star Is Born (2018), dos proyectos para los cuales pareció abandonar, al menos temporalmente, su actitud vanguardista y desafiante para mostrarnos un lado más personal. Pero no confundamos la explosión de sonido en Chromatica con una falta de profundidad en lo que transmite. En palabras de Gaga, [Chromatica] “se trata de curación y también de valentía”.

El álbum experimentó un difícil periodo de embarazo, con diversos leaks y la postergación de la fecha oficial de lanzamiento debido a los efectos del COVID-19, pero sobrevivió el parto. Muchos no pudieron esperar, pero quienes lo hicieron vivieron la experiencia completa. Los temas que Mother Monster toca no son nuevos, e incluso algunas canciones recuerdan a eras anteriores, pero mantienen su individualidad y logran ofrecer un sonido refrescante. Esta es una explosión de colores de ciencia ficción que realmente vale la pena escuchar de inicio a fin —y en orden—, pues las canciones se conectan y puede que se trate del álbum más coherente de Gaga hasta la fecha.

El mundo se pudre en conflicto. Muchas tribus luchan por el dominio. Mientras los espirituales rezan y duermen por la paz, los punks de la bondad luchan por CHROMATICA.

Las canciones son acompañadas con storylines que describen esa conexión. El arreglo de cuerdas en los tres interludes evocan a la instrumentación característica de su amiga y pasada colaboradora Florence Welch (Florence and the Machine). Además, hacen una transición a las canciones subsiguientes, ofreciendo una experiencia sonora completamente estimulante.

El primero de ellos, Chromatica I, nos introduce en el mundo de Chromatica y presenta la siguiente narrativa: “El mundo se pudre en conflicto. Muchas tribus luchan por el dominio. Mientras los espirituales rezan y duermen por la paz, los punks de la bondad luchan por CHROMATICA.

Con Alice hace un homenaje a la historia de ‘Alicia en el País de las Maravillas’ con un giro propio, en el cual canta sobre la perseverancia frente a las adversidades. Cuando todo es difícil, debemos recordar que “siempre existe el País de las Maravillas”.

En el primer sencillo, Stupid Love, acepta que quizás su deseo insaciable de amor no es tan malo, pues al fin y al cabo, para Gaga el amor es la fuerza que nos conecta. Recordemos que Gaga fue víctima de agresión sexual, pero ya no se autodefine de esa manera; con Free Woman se declara libre. Luego llega Fun Tonight, una canción en la que la tristeza y la felicidad se mezclan para entregarnos un himno personal que nos recuerda la importancia de simplemente estar con nuestros sentimientos. En 911, Gaga admite que quizás su mayor obstáculo es ella misma; no siempre puede controlar las cosas que hace su cerebro y tiene que tomar un antipsicótico para ayudarla a detener ese proceso.

Las canciones de relleno en este proyecto destacan por su ausencia, por lo que se podría continuar escribiendo de cada una de ellas, pero quizás es mejor prestarle atención a las tres colaboraciones presentes. Ariana Grande se une para Rain On Me, un bop instantáneo que empodera a través de las lágrimas. En Sour Candy, BLACKPINK y Gaga “levantan el dedo medio cortésmente” frente a la expectativa binaria que algunos le tienen a las mujeres: o son tiernas o son unas p*rras. Finalmente, Sine From Above le rinde homenaje a su amor por la música, la razón por la cual sobrevive, y Elton John es el perfecto acompañante. Debemos reconocer el gran aporte del productor BloodPop®, quien, según Gaga, la motivó para seguir adelante y la ayudó a definir el sonido de Chromatica. Trata sobre todos los colores y todos los sonidos, esencialmente de la “escala cromática” presente en la música.

Este es un nuevo viaje, y en Chromatica voy a bailar a través de todo el dolor, y cada transición que hago es un nuevo yo, lo que es un milagro”.

La portada del álbum incluye a la función matemática que mejor representa el sonido, y con lo cual Gaga pretende abrir “un portal que es un conducto para el sonido y el lenguaje”. Babylon es la perfecta culminación del álbum, pero en realidad “el comienzo que ocurre después de cada final. (…) Este es un nuevo viaje, y en Chromatica voy a bailar a través de todo el dolor, y cada transición que hago es un nuevo yo, lo que es un milagro”.

Chromatica ofrece un escape en medio de la pandemia. En una entrevista con Zane Lowe, Gaga nos habla sobre la importancia de la música para sanar, un hecho que cobra más importancia dado el contexto actual: “Creo que el comienzo del álbum realmente simboliza, para mí, lo que llamaría el comienzo de mi viaje hacia la curación, y lo que espero sea una inspiración para las personas que necesitan curación a través de la felicidad, a través del baile”.

En síntesis, escuchar Chromatica se traduce en la experiencia que uno tiene al entrar a un club rodeado de amigos, en donde la música toma control del cuerpo y la mente vuela fuera de este. Su sonido fuertemente arraigado al house clásico y electropop, junto con las contribuciones de grandes productores, construyen una experiencia versátil sobre la cual puedes llenarte tanto de lágrimas como de sudor. “No puedo esperar para bailar con la gente esta música”, le dijo a Lowe, “para mostrarles cuánto los amo”. Quizás no es posible ahora, pero pronto podremos disfrutar de esta obra del pop en su máximo esplendor, y unirnos a su ejército de “kindness punks”.

Chromatica es el sexto álbum de estudio de Lady Gaga. Cuenta con las colaboraciones de Ariana Grande, Elton John y BLACKPINK, y fue lanzado el 29 de mayo, luego de ser postergada la fecha original del 10 de abril debido al COVID-19.

Close

LATEX Magazine

Operado por M&Z Fashion Group
© Copyright 2019-2020. All rights reserved.
Close