El nuevo imaginario de Camille Defago en una colección inspirada por relatos de su infancia

Por Majo Mundaca Zagal

La diseñadora peruana de 22 años Camille Defago, presenta ‘Madreselva’, una colección cápsula que desencadena creativamente en recuerdos de la naturaleza peruana a través de los relatos de su padre, Pierre. “Recuerdo que cuando era pequeña mi padre siempre me contaba historias de seres mágicos que vivían en la naturaleza. Todo lo que me cuestionaba, tenía una respuesta dentro de un cuento que me fascinaba”, cuenta la diseñadora. Fue así como empezó su interés por los personajes de ficción protagonistas de diversas leyendas que nos acompañan desde siempre, pero en particular de un relato contado por su padre en un viaje a Tingo María.

“De pequeña, mientras que todas mis amigas les encantaban las princesas, yo vivía fascinada con los relatos de mi padre”, agrega. Desde ese entonces las sirenas, hechiceras y hadas fueron parte de su cosmovisión. Todas tenían una explicación creada para justificar el desenvolvimiento de la naturaleza. Estas criaturas son el punto de partida de la nueva colección cápsula de Camille, y las cuales forma parte de un imaginario en donde son las encargadas de cuidar la selva y sus bondades.

“Ellas son las guardianas de la jungla. Las protectoras de la naturaleza y su flora / fauna”, enfatiza. “Son las que velan por el bienestar de todos nosotros (que también formamos parte de este ecosistema) y con su luz nos brindan la energía para que todo siga funcionando de manera correcta. Cada esfera de colores que mi papá vio esa noche en Tingo María, se refleja en cada uno de los looks que presentaré en Madreselva.”

Los cinco (5) kimonos que forman parte de su última propuesta están hechos en base a collages que mezclan las particulares personalidades de tres hadas en especial. “Lamia, Diana y Niada son estas mujeres fantásticas que cobran vida en este relato. La primera es el hada del agua: muy dulce y soft. Mientras que la segunda es todo lo contrario: aguerrida y fuerte. Ella es la protectora de todos los animales terrestres y el aire. Por último está la encargada de toda la flora tropical: es alegre y podría definirla como el personaje líder del trío”, añade Defago con una sonrisa en el rostro.

Estas piezas oversized también tienen elementos orientales que resaltan entre la yuxtaposición de elementos tan característicos de la marca. “Hay dragones, budhas, garzas y hasta cocodrilos provenientes de la cultura de Asia Oriental”, especifica Camille. “Es una forma de seguir con ese desorden artístico tan mío que se ve reflejado en mis colecciones.”

“Es tiempo de recordar. De volver a reflexionar sobre el pasado y encontrar las memorias más profundas que marcaron mi infancia”, comenta Camille. “Es hora de valorar nuestro legado para construir un nuevo futuro. Estos casi 100 días de introspección y reflexión han marcado un antes y después en mi trabajo como diseñadora y en el desarrollo de mi marca. Sin embargo, este reinicio nos ha dejado nuevos universos creativos por recorrer”, finaliza.

Hoy viernes a las 6 pm. presentará “Madreselva” a través de Virtuality by NABA. Además, gracias a un Open Studio que también será publicado en la plataforma, Defago explicará un poco más de su proceso creativo y técnicas de trabajo.
Todo será transmitido en tiempo real desde las cuentas : @virtualitybynaba y @bycamilledefago.

Dirección creativa Camille Defago, Sebastian Lott; Modelos Micaela Kihara, Ferliana, Josefina de Zavala de We Love Models; Fotografía Marcelo Saavedra; Maquillaje Adrian Rey; Pelo Yasmin Jhong

A continuación el relato, del cual parte la colección, contada por su padre, Pierre, cuando viajó con su familia a Tingo María y lo que dio como resultado que se llene de color cada uno de los pasajes de su vida.

(…) “Al caer la noche el guía nos dijo que íbamos a visitar a los guardianes del bosque. Sin decir más, nos preparamos y salimos a caminar en la oscuridad ¡Qué emocionante es caminar en la selva y poder sentir ese olor tan fuerte de la naturaleza! 

Luego de un rato de caminata llegamos a un lugar muy tranquilo, donde había un poco menos de árboles pero era como si la jungla nos quisiera abrir su corazón y mostrarnos lo importante que es. El guía nos dijo que hagamos un círculo y nos sentáramos en silencio. Que por ningún motivo tocáramos a los espíritus del bosque que iban a venir a saludarnos.

De pronto él empezó a cantar Icaros; que son cantos tribales muy antiguos para llamar a los espíritus del bosque. Poco a poco sentimos que el eco de su voz, el silencio que lo rodeaba y la oscuridad de la selva nos atrapaban con sus melodías. Fue entonces cuando pequeños objetos de luz empezaron a llegar desde el cielo. Nos iluminaron y empezaron a volar entre nosotros. Eran las hadas del bosque que se iluminaban de color blanco y que habían escuchado el llamado del guía.

Eran como pequeñas mariposas, pero podías distinguir que tenían cuerpo, cabeza y oídos largos, brazos y piernas y alas. Eran hermosas. Habían venido a visitarnos y a enseñarnos lo importante que es preservar el bosque (y lo frágil que es).

El tiempo se detuvo. Estuvieron dando vueltas entre nosotros, alejándose y acercándose para luego irse hacia el cielo y desaparecer. ¡Qué hermoso fue verlas y experimentarlas! Una experiencia tan linda que nadie te la puede contar, sino debes de vivirla.

Y así fue como regresamos felices al campamento para irnos a dormir y seguir soñando.”
Close

LATEX Magazine

Operado por M&Z Fashion Group
© Copyright 2019-2020. All rights reserved.
Close