Hablemos de cejas ¿Cómo han evolucionado históricamente y cómo hacen su regreso cada ciertas décadas?

Desde cejas decoloradas, hasta uso de tecnologías de realidad aumentada para cambiar nuestra mirada, las tendencias en cejas nos han acompañado en la historia de la belleza. El retorno de estilos, formas y colores de antaño nos invita a analizar el recorrido de las tendencias de cejas más icónicas y cómo influyen en nuestra comunicación no verbal según el contexto que nos rodea. 

Por Camila Zingler

Dentro del rubro de belleza, no ha habido tanto cambio de tendencia como en lo que cejas se refiere. A lo largo de los años y estilos icónicos, como el de Frida Kahlo o Kate Moss, han pasado a estar muy presentes en el imaginario colectivo de la cultura popular. Al igual que en la  moda y el maquillaje, las diferentes propuestas de formas, tamaños e incluso colores en las cejas se posicionan como un importante componente en las tendencias dentro de la industria de la belleza. 

Al estar entre la parte racional y la emocional de nuestro rostro, las cejas son piezas claves para lograr transmitir diversas sensaciones. Según Paul Ekman, uno de los mayores expertos mundiales en comunicación no verbal, los ojos y las cejas nos dan mucha información sobre nuestras expresiones y micro expresiones. Por lo tanto, las diferentes formas de lucirlas emiten nuestro estilo personal y cómo nos comunicamos dentro del contexto en el que nos encontramos en la sociedad.  Este conocimiento ha estado presente dentro de la historia del visagismo, por lo que no resulta ajeno encontrar tantas variaciones a través de los años.

La última entrega de la Gala del Met, que hacía referencia a un periodo muy específico dentro de la historia de la moda, trajo consigo propuestas de cejas muy variadas. Propuestas transgresoras que hacían contraste con piezas y siluetas más clásicas, y que evidencia un panorama más diversificado en donde hay espacio para todo tipo y estilo de cejas.

Las tendencias van y vienen. Modelos caminan pasarelas con cejas planchadas y en un abrir y cerrar de ojos, vemos a celebridades con cejas delgadas con toques de color. Además, gracias a las tecnologías de realidad aumentada como filtros de Instagram, nunca ha sido tan fácil probar más de un estilo de ceja de manera inmediata. Pero para entender este recorrido tan variopinto, es imprescindible analizar cómo ha cambiado el patrón de las cejas a lo largo de los años y cómo estas tendencias de belleza hacen su regreso cada ciertas décadas. 


1920-1930: LUJO Y EXUBERANCIA EN LA MIRADA

La década de 1920 estuvo marcada por la exuberancia y el lujo en la moda. El estándar estético de actrices, cantantes y bailarinas era algo muy valorado en esta época. La vida cultural era muy intensa y el maquillaje representaba el arte. Las mujeres lucían labios con colores fuertes, ojos marcados y por supuesto, las cejas eran finas y ligeramente alargadas. Desde una visión de comunicación no verbal, la tendencia de esta época se asocia a atributos como la sensibilidad, delicadeza y timidez. En los años 1930, las cejas se volvieron aún más delgadas, sin embargo, las formas arqueadas y dibujadas sobre la forma natural de las mismas se hicieron muy famosas. 


Pero no fue hasta la década de 1990 que la forma afinada en la mirada retornó a estar en el ojo de la tormenta. La supermodelo británica Kate Moss, apareció con cejas muy delgadas y nuevamente, la tendencia regresó con fuerza entre el público femenino. La idea de exuberancia seguía presente como factor principal de la tendencia, especialmente dentro de una época en donde las modelos eran factores elementales en las propuestas estéticas en cuanto a belleza y moda.


1940: LA LLEGADA DE CEJAS GRUESAS Y NATURALES

En los años 1940 las cejas, con un estilo más minimalista, se convirtieron en la gran estrella del maquillaje. La tendencia era marcada por la valoración de los pelos, y las cejas empezaron a ser más gruesas y naturales. La tendencia continuó en los años 1950, y algunas estrellas de Hollywood como Marilyn Monroe, Audrey Hepburn y Sophia Loren popularizaron aún más la tendencia. Desde el punto de vista de la comunicación no verbal, ellas se relacionan con una idea de poder, estabilidad y confianza. Las mujeres que optan por este diseño, aunque involuntariamente, desean transmitir que están seguras de sí mismas. 

En la década de 1970 y 1980 las cejas más destacadas y naturales eran muy valoradas.  El regreso de la ceja “despeinada” destacaba en las celebridades y artistas mas influyentes del momento. No importaba de qué color se teñía el cabello, las cejas seguían siendo del color natural. Por consiguiente, también podemos asociar ambos diseños y significados de empoderamiento y determinación, con el lugar y el poder que muchas mujeres han conquistado en la sociedad, durante estos años.

Madonna, 1980


GENERACIÓN Z Y LA DIVERSIDAD DE CEJAS

El innovador carácter de la generación Z ha traído consigo propuestas bastante interesantes en cuanto a tendencias de cejas. Incorporando elementos vintage y con un enfoque más inclusivo en cuanto a roles de género y conciencia histórica, las cejas toman un papel importante en las ideas de belleza de esta generación. El abrazo por la diversidad cultural y la búsqueda por una tolerancia inclusiva, son dos factores que hacen que la tendencia sea la de normalizar rasgos de belleza que antes solían ser escondidos o “arreglados”.  Si vimos el retorno de tendencias de manera más pausada en décadas anteriores, la rapidez del cambio en cuanto a tendencias de cejas en la actualidad se torna fascinante. 

Actualmente, los diseños más utilizados por famosos son las cejas súper naturales con un toque de rebeldía y mucha personalidad, típico de los años 70 y 80. La modelo, Kaia Gerber, desfiló la alfombra de la Met Gala con cejas prominentes y planchadas que hacían juego con una melena excepcional.  

Kaia Gerber, Met Gala 2022

Algo con un toque más clásico que llega a contrastar con las propuestas de jóvenes en redes sociales que apuestan por diseños mucho más creativos y auténticos, siendo así una forma de expresar la búsqueda por su libertad y autenticidad individual. Cada vez es más común encontrar hombres y mujeres que lucen cejas con diseños y cortes más avezados y de statement.  Ejemplo de ello es la aparición de cejas decoloradas que crean contraste con el cabello o delgadísimas líneas sobre cejas inexistentes hechas con eye-liner.  Desde un punto de vista de comunicación no verbal, las personas que optan por esta gran diversidad comunican el deseo de la aceptación de sus diferencias y, lo más importante, desean sentirse orgullosos de quienes son.


LEE TAMBIÉN:
Close

LATEX Magazine

Operado por M & Z Fashion Group
© Copyright 2019-2022. All rights reserved.
Close