Aldahir Flores: Fotografía desde un contexto territorial, político y socio-cultural

Por Diego Gomez

Aldahir Flores es un artista boliviano que, combinando diferentes lenguajes visuales y códigos artísticos, nos invita a repensar nuestro concepto sobre el cuerpo como un ente que no solo existe en el espacio, sino que también puede responder de forma creativa a determinados estímulos en el ámbito territorial, político y sociocultural. Bajo la mirada de Aldahir, el cuerpo se configura como una pieza clave que nos acerca a comprender mejor la experiencia humana, pues nuestra vida —aún sin tener plena conciencia de ello— está sumamente marcada por la manera en que nuestro cuerpo se relaciona con otros cuerpos y su entorno. 

Hoy en LATEX SHOWCASE, conversamos con Aldahir acerca de su visión como artista, los pilares que guían su trabajo, el panorama artístico de Santa Cruz y una serie de emocionantes proyectos a futuro.


Cuéntanos un poco más acerca de ti ¿Cómo describirías tu arte? 

Soy Aldahir , tengo 24 años y vivo en Santa Cruz, Bolivia. Actualmente estudio Arte en la Universidad Autónoma Gabriel René Moreno. En los tres años que llevo de carrera he participado activamente en exposiciones, residencias y bienales de arte en diferentes galerías, museos y centros culturales en el país. Mi formación en la facultad de Arte ha influenciado muy significativamente en la manera de abordar mi práctica fotográfica y producción artística.

Considero que mi trabajo es el resultado de una combinación visual de diferentes lenguajes y códigos artísticos. Mi práctica se construye y desarrolla a partir de una serie de ejercicios que se ejecutan dinámicamente a través de la construcción, la intervención y la reinterpretación de objetos que encuentro en mi entorno cotidiano. Exploro experimentalmente desde la fotografía las posibilidades constructivas de mi cuerpo y de otros a través de la indumentaria , buscando descubrir nuevas corporalidades para habitar. Mediante estos ejercicios busco posicionarme en la tarea permanente de responder de forma creativa sobre el contexto territorial, político y socio-cultural en el que vivo. Tengo una fuerte fijación con la manera en que el cuerpo se relaciona con otros cuerpos y el espacio, la corporalidad mediadora de lo íntimo con lo público. Pienso que en el acto fotográfico podemos descubrir nuevas formas de reconocer nuestros cuerpos y nuestra identidad.


El cuerpo es uno de los elementos centrales de tu trabajo como artista ¿qué te motivó a tomar este elemento como inspiración?

Entiendo el cuerpo como un territorio sensible que se encuentra en constante permeabilidad , diariamente nos vemos atravesados por nuestro entorno. Nos construimos a partir de estas cosas que nos atraviesan, moldeamos nuestras vidas y nuestros cuerpos consciente o inconscientemente según las experiencias que nos atraviesan. Me interesa tomar conciencia sobre este acto, con el interés de de entender o imaginar el «por qué» de lo que somos y el «cómo»; a partir de esta asimilación encuentro nuevas maneras de construir y de construirme.


¿De qué manera el cuerpo puede convertirse en una herramienta política y transgresora?

Nuestros cuerpos pueden ser el lugar de batalla de muchas luchas, el lenguaje del cuerpo puede ser una de las mejores estrategias discursivas. Poner el cuerpo, y decir tanto incluso sin hacer nada… el cuerpo se convierte en una herramienta política y transgresora habitándolo y respondiendo a través de éste.


En el contexto actual, en el que puede que nos encontremos un poco desconectados de nuestra corporalidad ¿cómo cambia la configuración del cuerpo y sus formas de significación?

El cuerpo adquiere nuevas formas constantemente, éste puede llegar a dejar de existir de a poco si empezamos a basar su existencia sólo en una representación virtual. Creo que el contexto que estamos viviendo ha puesto a nuestros cuerpos en un estado de vulnerabilidad, al transferir bruscamente nuestros cuerpos vivos en avatares virtuales corremos el riesgo de anular muchas de nuestras capacidades afectivas como cuerpos. No renunciemos a nuestros cuerpos, si no tenemos un cuerpo ya nada más es emocionante, porque las emociones toman su lugar a partir del cuerpo.


¿Qué rol ha cumplido la autoexpresión en tu trabajo como artista visual?

Es un rol fundamental, puesto que como artistas siempre basamos lo que expresamos desde un punto de vista subjetivo, tomamos posición a partir de esto para reflexionar y cuestionarnos constantemente.


En Agosto, formaste parte de la primera publicación de No. Z ¿Cómo ha sido la experiencia de publicar tu trabajo, verlo impreso y materializado en un soporte físico? 

Ha sido muy emocionante y me genera mucha satisfacción poder contribuir desde lo que hago en este proyecto editorial independiente gestionado por grandes amigos artistas, agradezco mucho a Alcira Angelo y a Jose Luis Sáinz por permitirme trabajar en este primer número. Es un gran esfuerzo por parte de ellos asumir con mucha valentía la tarea y el riesgo de involucrarse responsablemente en producir revistas de fotografía contemporánea en un país donde las manifestaciones artísticas ocupan un lugar muy poco privilegiado. Al mismo tiempo, para nosotros es un logro haber podido vender los casi doscientos ejemplares que se produjeron de este primer ejemplar en tan poco tiempo, esto ha permitido también que el proyecto se siga gestionando sustentablemente y a día de hoy ya ha salido un segundo número que visibilizará a nuevos artistas bolivianos.


Desde tu experiencia ¿cómo ves el panorama artístico de Santa Cruz?

Bajo una perspectiva bastante optimista, puedo decir que Santa Cruz es territorio fértil para el arte. Si bien el apoyo por parte de las instituciones municipales es muy bien intencionado pero escaso, de alguna manera ante la adversidad la movida cultural y artística se viene proyectando y desarrollando de forma resiliente y autogestionada. Por dar un ejemplo, existen instituciones privadas como kiosko Galería, que se han posicionado en la dura tarea de promover, educar y difundir el arte y la labor de muchos artistas de Santa Cruz y Bolivia. 

Entre otras instituciones puedo mencionar al Museo Artecampo (museo de arte originario y popular de las tierras bajas de Bolivia) que en su poco tiempo de vida viene trabajando muy arduamente en difundir la labor artística y el patrimonio cultural material e intangible de los pueblos originarios del oriente boliviano, activando nuevos vínculos afectivos entre el campo y la ciudad.


¿Cómo crees que ha influenciado la crisis política en el proceso de creación de los artistas bolivianos?

Como artistas nos ha llevado a repensar ciertos asuntos, cómo por ejemplo: ¿cuál es el lugar de nuestro accionar ?¿Dónde se llevan a cabo nuestras luchas?¿Cómo respondemos a lo que acontece? 


¿Qué proyectos tienes a futuro?

Actualmente estoy trabajando en paralelo en la edición de dos fotolibros y un libro de artista. Estos libros son la recopilación de tres proyectos diferentes; el primer proyecto denominado «Línea 99 – espacios del cuerpo»   reúne una serie de más de 200 fotografías tomadas en los microbuses del transporte público a lo largo de estos últimos cuatro años . El segundo proyecto «Todo flojo piensa en morirse», bajo una perspectiva más personal, íntima y autoetnográfica narra casi de forma documental las últimas horas de vida de mi abuelo y todo el proceso posterior a la misma. Por último el tercer proyecto «Artefactos» recopila el registro de una serie de esculturas y objetos intervenidos, que independientemente responden a una circunstancia diferente.

Al mismo me interesa mucho darle continuidad a varios proyectos que desarrollo en colectivo con amigos y colegas de diferentes áreas. Uno de estos proyectos es «Cartografías de un cuerpo perdido – una exploración del cuerpo y sus posibilidades constructivas» que a modo de ejercicios, junto al fotógrafo Tutto Ressini y dos amigos (Ricardo Guzmán y Andrey Calzadilla) que para éstas dinámicas pusieron el cuerpo en una serie de exploraciones basados a partir de la construcción experimental de diferentes indumentarias.

Close

LATEX Magazine

Operado por M&Z Fashion Group
© Copyright 2019-2020. All rights reserved.
Close