Armaduras épicas sobre cuerpos desnudos que redefinen la sensualidad, así es el arte de Quimera Vermelha

Por Cayetano García

Las intervenciones ilustradas del artista visual Victor Liberio redefinen el concepto de sensualidad y masculinidad a través de armaduras épicas sobre cuerpos desnudos. Inspirado en las animaciones de antaño y el anime, el brasileño crea un universo en donde el indumento es sinónimo de poder. Armaduras, piezas de oro y reflejos resplandecientes cubren su cuerpo desnudo en poses sacadas de alguna página de cómics heróicos. 

Su trabajo y alter ego, Quimera Vermelha, le ha permitido decorar los cuerpos de figuras de la escena pop brasileña como Pabllo Vittar y el de la glamurosa artista drag americana Violet Chachki. Para Victor, la ilustración se ha convertido en una herramienta de exploración infinita, con la cual se reta a sí mismo a recrear sentimientos que trascienden de una simple expresión visual.  

Conversamos con el artista sobre su percepción del cambiante panorama de la sensualidad, la masculinidad y la creación de imágenes a través de lo digital. 


¿Cómo te describirías como persona y como artista visual?

Esa es una pregunta bastante interesante a la cual tengo una respuesta directa. Victor es una persona muy pasional. Siempre he sentido mucha conexión con las cosas que realmente amo y esa vitalidad es lo que mejor define lo que soy. 


¿Cuál fue tu primera aproximación al arte y a la ilustración? ¿Qué fue lo que más llamó tu atención dentro de esta expresión visual?

Era muy joven cuando observé a un compañero de clase crear un dibujo de una sirena en su cuaderno. Habré tenido ocho años, probablemente. No sé por qué pero me impresionó de manera absoluta. Estuve fascinado por el dibujo, las formas, por todo. Creo que desde ese día, lentamente he ido tratando de recrear ese mismo sentimiento que sentí desde pequeño. Eso me ha llevado a la ilustración y a la creación de imágenes.


¿De dónde se origina el estilo de tus ilustraciones? 

Si tuviera que describir el estilo en pocas palabras sería colorido y ansioso. Estoy muy influenciado por las caricaturas de Hanna Barbera y la animación japonesa. También me inspira mucho el video juego coreano Ragnarok Online. La moda y el estilo que tiene ese juego, con el cual juego desde que tengo 16 años, me impactó para toda la vida. 


¿Por qué crees que la ilustración es el medio artístico bandera como artista? 

Considero que no hay límites para la ilustración. Todos los límites que he encontrado hasta el día de hoy, los he sobrepasado. Y no solamente yo. Constantemente veo a otros ilustradores alzar la valla cada vez más en cuanto a lo que se puede crear como artista. Creo que esta es la razón por la cuál elijo la ilustración. Trasladarse del papel a lo digital fue una evolución natural. Siempre quedo deleitado de lo enorme que puede crecer esta capacidad y me llena de curiosidad a dónde podría llegar. 


¿Cuál es el origen del nombre QUIMERA VERMELHA?

Fue un nombre que un amigo muy cercano le dio a uno de mis autorretratos, antes de empezar las intervenciones que se convirtieron en mi trabajo más popular. Solo amo el nombre y lo siento apropiado a todo lo que vino detrás de él.


En tus piezas, la sensualidad es un elemento frecuente. ¿Cómo definirías la sensualidad? ¿Crees que este concepto está cambiando constantemente?

Definiría mi propia sensualidad como esta constante búsqueda de escribir mi historia a través de mis propios términos. Por mucho tiempo, he sentido que otras personas han decidido cómo debería verse o actuar, especialmente en el ámbito sexual. Empecé mi vida sexual muy joven con un hombre bastante mayor. Eso fue muy traumático, tanto para mi mente como para mi cuerpo. Con Quimera, tengo la oportunidad de definir mi propia sensualidad y sexualidad. 

Sí creo que el concepto masivo de la sensualidad está cambiando y puede cambiar, pero también creo que lo que realmente cambia es nuestro contexto social. Eso afecta el concepto de la sensualidad directamente. 


¿Para ti qué es la masculinidad y cómo se traduce en las imágenes que creas?

Esa es una pregunta compleja. Soy una persona no binaria y por mucho tiempo he negad todo lo que sea masc. Creo que ha sido mi manera rebelde en contra de lo tradicional con lo que fui criado. Pero el tiempo pasa y ahora como adulto, puedo ver diferentes aspectos de mi masculinidad y disfrutar el aspecto performativo de ella. 


¿Cuáles son tus principales referencias al comenzar un proyecto artístico?

Si intento crear un trabajo de ilustración completo, mi mente se encuentra en un estado muy diferente al que me encuentro interviniendo una fotografía. Para una ilustración completa, busco lo colorido y temáticas humorísticas que tengan alguna esencia retorcida. Para Quimera, busco sentir poder. 


Has trabajado con famosos artistas drag como Violet Chachki y Pabllo Vittar. ¿Consideras que lo queer está muy presente en tu trabajo?

Mi trabajo es absolutamente queer. De pies a cabeza. Me es imposible separar lo queer de lo que hago. Mi arte se trata de ser queer, hecho por un artista queer y para una audiencia queer. 


Cuéntanos cómo fue tu experiencia con Violet y Pabllo. 

Trabajar con Pabllo fue una experiencia cambió mi vida y carrera definitivamente. Sinceramente, me lanzó al escenario Pop de mi país, Brasil. Dentro he podido crear y expandir mi audiencia sin parar. Con Violet, el impacto fue desde una plataforma global. Estoy muy agradecido por ello. 


¿Cuál ha sido la lección más importante que has aprendido en tu camino haciendo ilustraciones?

Que absolutamente todo en la vida es un proceso. Nos encontramos en una máquina enorme que tiene una estructura asombrosa con varios ingredientes que se van procesando; lo mejor que podemos hacer es ser parte de ella. 

Close

LATEX Magazine

Operado por M&Z Fashion Group
© Copyright 2019-2021. All rights reserved.
Close