El estilo musical de Adrián Bello es una exploración artística sin etiquetas

Por Diego Gomez

El cantautor Adrian Bello es probablemente uno de los jóvenes artistas peruanos más reconocidos por la calidad de su interpretación y estilo atemporal. A pesar de la incertidumbre generada por la pandemia, ha logrado crear nueva música y encaminar nuevos proyectos. En el último año, nos ha introducido a una amalgama de sonidos y géneros totalmente inédita, que lo ha llevado a consolidar un perfil único en la escena musical peruana y a incrementar la expectativa acerca de lo que será el segundo álbum de su carrera musical.

“Todo lo que sube” es el nuevo lanzamiento del artista. Una canción que él mismo denomina como una reflexión sobre las relaciones y lo que significa compartir momentos de la vida con alguien más. Acompañando la canción, el arte promocional muestra a Adrián junto a un tobogán: un elemento clave en la letra de la canción. El nuevo single busca mostrar de manera realista los altos y bajos de la vida en pareja, dejando de lado los clichés fantasiosos en otras canciones románticas. Esta quinta canción, junto a las demás cuatro colaboraciones que ha realizado en el año son fiel reflejo de esta mezcla, en la que la emoción, la versatilidad artística y los sentimientos a flor de piel comparten el rol protagónico. 

Sin embargo, algo que tiene muy —pero muy— claro es que su música es una constante exploración: no se limita a un solo estilo, sino que va fluyendo y aprendiendo con él como artista. Transitando entre el indie, el pop, melodías lacónicas, alegres, desamores o simples experiencias personales, su música explora las distintas emociones que uno, como oyente, puede sentir. Quizás sea ese el personal trait que más se puede destacar de este artista. 

Conversamos con Adrián Bello sobre el camino que ha recorrido como artista en este último año, sus influencias, sus proyectos a futuro y el impacto que quiere generar en cada uno de sus oyentes.


¿Cómo te describirías como artista?

No lo tengo muy claro. Solo siento que soy una persona a la que le gusta contar historias con la música, escribiendo, con fotos o piezas audiovisuales. Creo que la experiencia humana es algo increíble y aterrador a la vez y tengo una pulsión natural por entenderla y querer conectar con otrxs a través del arte.


Háblanos sobre tu estilo en particular y cómo llegaste a él.

Siempre me gustó lo retro. Eso de que “todo tiempo pasado fue mejor” resuena conmigo. Claro que no en todos los sentidos. Pero hay algo en lo artesanal de la música y del arte que me gusta mucho. Una canción con ciertas desafinaciones me llena mucho más que una canción cantada a la perfección. 

Sobre mi estilo, creo que aún lo estoy descubriendo y no sé si pararé de hacerlo algún día. No me gustaría poder responder “soy esto y punto”. Creo que es más interesante cuando “el estilo” de un artista es justamente su manera individual de hacer música/arte. A eso quisiera aspirar.


¿Qué es lo que más disfrutas de ser músico?

Me encanta componer. Cuando cerramos una canción en el estudio o cuando escribo una frase bonita. Me hace feliz. Cantar en público y enfrentarme a esa vulnerabilidad también me hace feliz.


A nivel artístico y/o musical, ¿Quiénes son tus principales referentes en la escena local e internacional?

No estoy muy seguro. Antes escuchaba bastante jazz y soul de los 50,60 y 70’s y ahora escucho un poco de todo, cuando puedo. Extrañamente no escucho tanta música. Pero me gustan muchas canciones y admiro a muchas personas. En la escena local me encanta cómo escribe La Lá, y la voz de Cristina Valentina me remueve todo.


Te encuentras próximo al lanzamiento de tu nuevo álbum ¿Qué estilo tienes pensado para él?

Quisiera que traduzca el momento por el que estoy pasando. Descubriendo nuevos géneros, nuevas formas de decir lo que quiero decir. Nuevas historias. No tengo un estilo completamente definido para el álbum, va a ser una exploración y quiero que se sienta así. Que sorprenda y que no sea predecible.


¿Cómo fue la experiencia de crear un álbum en plena pandemia?

Más fácil que en épocas normales, creo. Tuve más tiempo para concentrarme en las canciones, en componer y producir. También surgieron colaboraciones que presiento que en tiempos pre-covid o post-covid hubiesen sido más difíciles de lograr.


¿Qué buscas transmitir con tu nueva canción “Todo lo que sube”?

Puede ser un poco crudo y hasta cruel el mensaje, pero te deja una sensación de tranquilidad que viene justamente con el hecho de aceptar los altos y bajos de la vida en pareja. Musicalmente, creo que la canción funciona como un desfogue, te provoca saltar, bailar y sentirte libre. Y es que, a mi parecer, abordar las contradicciones y complicaciones de la vida con honestidad, siempre resulta sumamente liberador.


¿A dónde aspiras llegar con la música?

Me gustaría mejorar cada día como artista y como compositor. Poder encontrar mayor libertad en lo que hago y menos miedos. Y generar un impacto positivo, quizás, al vivir mi vida abiertamente como hombre gay en un país tan conservador. Normalizar esa narrativa (que es mía finalmente) a través de la música es importante para mi.


Hay canciones y cantantes que son para momentos específicos de la vida: Algunas son para el desamor, otras para la ilusión, otras son canciones para escuchar al atardecer… ¿En qué momento de la vida de tus oyentes crees que tu música encaja más?

Tengo varias de desamor y a la gente le gustan mucho. Pero últimamente estoy lanzando otras un poco más felices y esperanzadoras. Me interesa poder hablar de temas y escribir canciones que sirvan para distintos momentos. Creo que ese es el reto. No encasillarse.


Siendo un artista abiertamente LGTBIQ+ ¿Cómo crees que ha ido evolucionando el rol de los artistas para visibilizar y apoyar a esta comunidad?

Cada vez podemos vivir de manera más auténtica y es increíble el impacto que puedes generar simplemente viviendo honestamente. Mi generación, y ni que decir las anteriores, crecimos con muy poca exposición a artistas LGTBIQ+ y creo que eso nos hizo sentir inseguros, o que no había sitio para nosotrxs y nuestras historias. Para mi este camino es increíble porque, mientras me despojo de mis propias inseguridades y mis miedos, empodero a otros. Lo que luego me empodera a mi. Es un intercambio muy bonito.


¿Qué otros proyectos tienes a futuro?

Quisiera seguir haciendo música, cada vez más. Colaborar con más artistas. Escribir canciones para otras personas. Mejorar tocando guitarra. Aprender teclado. Últimamente estoy pensando en escribir un libro o una película. No tengo nada de formación al respecto, pero lo haría más como un ejercicio personal, creo. Otra cosa que me gustaría es retomar la fotografía. Hay tanto que quiero hacer pero por ratos me abrumo y no encuentro el tiempo.

Vamos paso a paso.

Close

LATEX Magazine

Operado por M&Z Fashion Group
© Copyright 2019-2021. All rights reserved.
Close