La espera termina con el primer sencillo del nuevo EP de Camille Jackson

Por Gianfranco Suito

Lo que comenzó como un proyecto de solista acabó por convertirse en una banda de folk experimental en donde el juego, la experimentación y la colaboración marcan el tempo. Hoy, la peruana Camille Jackson lanza La Espera, el primer sencillo de su próximo EP titulado La Trampa.

Conversamos con Camille sobre la transición a una banda, las consecuencias de la pandemia, y las voces que inspiraron su nuevo proyecto.


UNO MÁS DOS SON TRES

Las ganas de hacer música siempre estuvieron ahí, pero fue cuando ya estaba en la universidad que Camille cogió la guitarra y comenzó a escribir canciones. Todavía como solista, empezó a tocar con Mateo e Ignacio Majluf hasta que decidieron plasmar la energía del escenario en un disco.

Es así que Camille Jackson pasó de ser un proyecto individual a uno de tres integrantes, que a la fecha ha abierto a grupos internacionales como Whitney o Monsieur Periné.

Siempre pienso que yo di una base, pero ellos crearon el universo de Lo Que No Ocupa un Espacio

El experimento rindió frutos luego de dos años componiendo, en un proceso lleno de crecimiento. El resultado fue un primer LP, Lo Que No Ocupa un Espacio, en donde cada canción genera una atmósfera única liderada por la guitarra, una voz profunda, y sonidos que no son propios de instrumentos.

Una vez que entró Mateo tocando bajo, le dio una nueva capa de profundidad, con Ignacio le dio una segunda, y con Ian, que es el productor, aprendimos nuevos sonidos y texturas que podríamos implementar en el disco. Siempre pienso que yo di una base, pero ellos crearon el universo de Lo Que No Ocupa un Espacio, cuenta Jackson.


LLENANDO EL ESPACIO

Con la llegada de la pandemia, la música abandonó los bares y los escenarios para trasladarse al mundo digital. Al inicio era emocionante probar algo nuevo, pero luego se volvió monótono, sobre todo para los artistas que se alimentan de la energía del público: “Ahí hay un choque muy grande porque las personas que te acompañan llenan mucho más el espacio”.

En medio de la cuarentena, y un año después del lanzamiento de Lo Que No Ocupa un Espacio, nació la idea de hacer un proyecto colaborativo y trabajar con diferentes directores/artistas para reinterpretar las canciones audiovisualmente. “Me cuesta mucho pensar en mi música como un producto; no sé cómo promocionarla o moverla. Con Lo Que No Ocupa un Espacio no hice nada, simplemente lo dejé existir. Me demoró un año en descifrar cómo podía moverlo, y ahí se me vino la idea de trabajar con diferentes directores. Siempre me ha gustado la idea de trabajar con diferentes personas en audiovisual porque me da un empuje creativo“, afirma.

El aislamiento también fue un detonante para reflexionar sobre el proceso creativo y buscar expandir los horizontes. Dado que Camille vive con Mateo, ambos fueron cómplices en la composición de nuevas canciones que prometen ser mucho más interesantes y complejas. “La pandemia me forzó a terminar las canciones. Tuvo un impacto muy grande en mis sentimientos y mis emociones y lo que estaba escribiendo. [La Trampa} es un EP bien trágico“, admite Camille.

Me cuesta mucho pensar en mi música como un producto; no sé cómo promocionarla o moverla. Con Lo Que No Ocupa un Espacio no hice nada, simplemente lo dejé existir”


INSPIRACIÓN Y COLABORACIÓN

La joven artista nos cuenta que una colaboración con Fernanda Perochena fue lo que realmente dio pie a todo lo demás. En alineación con su espíritu colaborativo, Camille escribió una canción, se la mandó y le dijo “haz lo que quieras”. La instrumentalización fue compuesta sobre sus voces al usar los coros como instrumento.

Asimismo, gracias al impulso del productor/compositor Daniel Ruiz Gonzales —que también ha trabajado con Fernanda—, las canciones han evolucionado, las grabaciones han sido en vivo e incorporan la batería al repertorio de sonidos ya presentes. “Me parece que todas las ideas tienen que rebotar porque sino no hay crecimiento. Las perspectivas de los demás siempre le dan un empuje a cualquier cosa que estés creando“, nos cuenta Camille.

La inspiración es un elemento fundamental en cualquier medio artístico. Sin embargo, la clave es navegar esas influencias con cuidado para lograr algo único y auténtico. En ese sentido, las canciones de Camille Jackson se inspiran mucho en grandes artistas latinoamericanas, y en otros artistas como James Blake y Moses Sumney. “Siempre tengo en mi cabeza a Chabuca Granda, Susana Baca, Mercedes Sosa, Violeta Parra. Me inspiran mucho en la voz y en cómo escriben. Todas son muy trágicas, y sus letras son bien dramáticas y me encanta“, afirma.

Las perspectivas de los demás siempre le dan un empuje a cualquier cosa que estés creando”

Para el nuevo EP, Camille Jackson busca hacer videoclips que cuenten diferentes capítulos, pero bajo un mismo concepto. Para ello, colabora nuevamente con Rodolfo Muñante, Diogo Mendoza y Cayetano García, equipo que dirigió el videoclip de un anterior sencillo: Don Fausto.

La esencia de la banda —conformada por Camille, Mateo e Ignacio, junto con la producción de Ian Duclos y la reciente incorporación de Daniel Ruiz Gonzales, entre otros músicos invitados—, está en la autenticidad de sus canciones y la experimentación a la hora de crear.

Aún no conocemos las sorpresas que trae el EP La Trampa, pero el primer sencillo —La Espera— nos da una pista de lo que viene. Las canciones seguirán siendo personales, introspectivas y dramáticas, pero el futuro promete un mayor espacio para nuevos personajes y mundos propios.

Close

LATEX Magazine

Operado por M&Z Fashion Group
© Copyright 2019-2021. All rights reserved.
Close