Los collages atemporales de Brenda Coloma

Los collages atemporales de Brenda Coloma

Rodeada por memorabilia e inspirada por el pasado, Brenda Coloma es una fotógrafa y collagista análoga nacida en Caracas. Emigró al Perú hace 4 años y desde que llegó a Lima, estudió Fotografía, proceso en el que comenzó a experimentar con la técnica del collage. Este medio le permitió transmitir sus propias ideas sin la necesidad de ser lógica o racional. A pesar de que parezca una técnica que involucra el azar, Brenda considera que hay mucha meditación detrás de sus piezas. Este interés se gestó muy natural en ella ya que siempre recolecta e implementa pequeños artículos del recuerdo en sus piezas y en sus diarios creativos.

Se considera una eterna aprendiz; su naturaleza observadora y curiosa permiten que explore los distintos materiales para sus trabajos. Los materiales reciclados son constantes en sus trabajos, así como la exploración del inconsciente y su relación con lo externo que rodea a Brenda. El collage le ha permitido usar diversas herramientas que están en su cotidianidad, o intervenir otros elementos que se ajusten al objetivo de su pieza artística. Este tipo de intervención crea una conexión entre Brenda y la materia, un proceso de intimidad que es lograble con sus collages. Su proceso está inspirado en la naturaleza de la esencia humana y en su misma familia.

El carácter nostálgico de cada una de sus piezas, presentan una dinámica atemporal para quien lo ve. Familias retratadas, fotos de documentos de identidad y hasta personas con máscaras, cuadran con muchos de los imaginarios artísticos actuales. Para Brenda, la técnica del collage tiene la capacidad de sobrevivir con el tiempo, ya que este estilo vintage vibra y conecta en el ser humano permitiendo la conexión con el espectador. Las piezas atemporales presentan fotografías de su archivo familiar de manera intervenida, generando un diálogo de tiempo-espacio con el pasado y el presente

Texto & entrevista por Cayetano García
Talento seleccionado por Claudia Pareja, Frances Munar y Wynnie Mynerva


¿Por qué elegiste el collage como técnica artística?

En el collage análogo encontré una forma de expresión más amplia, más libre, más cercana. Es un lenguaje que identifico con mi vida: fragmentos de distintas experiencias, nacionalidades, migraciones, del caos de donde vengo y en el que vivo. Además, el collage me da la oportunidad de transmitir ideas sin necesidad de ser siempre lógica o racional, y tiene posibilidades de creación que antes no había experimentado. Allí no existe una estructura previamente establecida, puedo utilizar infinidad de herramientas –las cuales muchas se encuentran a mi alrededor, en mi cotidianidad– y emplearlas a mi gusto –ya sea rompiendo, rasgando–. Para mi es importante generar una conexión con la materia que voy a emplear, al poder tocarlo, palparlo y tener esa intimidad con las piezas, un proceso posible con el collage. 


¿Cómo es tu proceso creativo para realizar una pieza de collage?

A veces mis imágenes nacen de una idea, de un sentimiento, de algo que quiero transmitir. A partir de allí comienzo a buscar el material ya sea en libros de arte, revistas antiguas, cartas, fotografías… hasta que consigo alguna que encaja perfectamente. Una vez que consigo la imagen principal de lo que quiero plasmar, comienzo a buscar los complementos. En ocasiones pueden pasar varios días –hasta semanas– antes de quedar satisfecha con alguna pieza, así que lo dejo reposar y voy armándolo de a poco. Otras veces me toma menos tiempo, y me permito ser un poco más espontánea, pongo una suerte de imágenes/fragmentos en la mesa y dejo que éstas solas me hablen y vayan dialogando entre sí, así voy armando la idea al mismo tiempo que la pieza. Aunque en el collage muchas veces parezca que se toman decisiones al azar, hay mucha meditación detrás, todo tiene una intención. Para mi es importante que todo escenario concebido tenga cierta poesía visual, abierta a distintas lecturas y reflexiones.


¿Cómo exploras temas como la familia, la feminidad, la naturaleza y la memoria con tu arte?

Gran parte de mis piezas resultan de una exploración hacia el interior, a lo onírico, el inconsciente y cómo esto se conecta con lo que me rodea. Me sirve narrar lo que vivo con lo que me une al resto, como destacar la figura femenina en distintas facetas y contextos, entremezclado con la fuerza y la hermandad que nos une e integrándole elementos de la naturaleza como espejo de nuestra esencia. Mis hermanas han sido una fuente de inspiración muy potente en todos mis procesos.  También me gusta rebuscar el archivo fotográfico familiar e intervenirlos, generar un diálogo de tiempo-espacio, sacarlas de su realidad e incluirlas en la mía. Cada pieza narra una historia, y en ellas siempre hay algo de mí.


¿El estilo vintage y nostálgico puede ser atemporal en tu arte?

Claro que sí. Pienso que mis collages tienen la capacidad de sobrevivir al tiempo, en un sentido de que su carácter prevalece, cualquiera puede vibrar y conectar con las piezas.

Close

LATEX Magazine

Operado por M&Z Fashion Group
© Copyright 2019-2020. All rights reserved.
Close