Kim Jones rinde homenaje a Judy Blame en la colección invierno 2020 de Dior

Fotografía Cortesía Dior

Pasado, presente, couture. Para la colección masculina Invierno 2020-2021, Kim Jones se inspira en los archivos y la iconografía de Dior para rendir tributo a su elegancia atemporal. El espectáculo fue un viaje al corazón de la Alta Costura y un homenaje al fallecido diseñador Judy Blame.

Judy Blame era un alquimista. Este iconoclasta, fallecido en febrero de 2018, hacía suyos los objetos más cotidianos para diseñar joyas que trascendían sus modestos orígenes y alcanzaban el estatus de obras de arte. Kim Jones, director artístico de las colecciones masculinas de Dior y amigo fiel de este pionero subversivo, rinde homenaje a su apasionante universo.

Judy vistió durante más de una década a todo un movimiento, transgresor, rebelde sin causa, estridente y que hoy conocemos como Punk. El artista británico fue un ícono en la escena de Londres de los años 80. Su generación, junto a Boy George y Leigh Bowery, y todos los habitantes de los clubes de Londres, fueron los primeros que doblaron el género, quienes allanaron el camino para los avances de la cultura LGBTQ + de hoy.

La colección sin dudas presentó tradiciones de alta costura y sastrería exquisita, a lo que Jones agregó su gran toque de modernidad y el estilo de Judy Blame.

Inspirado en el motivo ‘papel de periódico’ creado por John Galliano durante su época de director artístico para la Maison, Kim Jones concibe un nuevo estampado «gaceta». Disponible en blanco o en el color del famoso Financial Times, uno de los periódicos preferidos de Judy Blame, incluye recortes de prensa de comunicados originales sobre Christian Dior, imágenes del New Look y bocetos del cuaderno del artista inglés.

El motivo cachemira, extraído de los archivos de Dior, se multiplica en los looks concebidos por Kim Jones, así como en un fular inédito diseñado por la asistente de Judy Blame, Karlie Shelley. El psicodélico y luminoso motivo se presenta plasmado meticulosamente en jacquard, bordado con perlas en punto o en dos colores, y caracteriza el estilo del hombre contemporáneo.

Colección tras colección, la tela Dior Oblique concebida en 1967 por Marc Bohan se ha ido convirtiendo en un símbolo emblemático de la Maison. Esta temporada, se reinterpreta en una versión adornada con perlas, como una ósmosis entre el legado de Alta Costura de Monsieur Dior y las inspiraciones creativas de Judy Blame. La reinterpretación de este emblemático motivo se presenta en las prendas y los accesorios de la colección, sublimando los guantes, las corbatas, los bolsos y las camisas.

Para abrir el desfile, un abrigo de estilo emperador de seda muaré, tejido muy preciado por Christian Dior, se ve adornado por una escarapela en forma de flor, en alusión a las creaciones del diseñador fundador. Los sobretodos hacen gala de delicados drapeados o cortes asimétricos. Las arquitectónicas prendas realzadas por cremalleras rinden homenaje al estilista y artista Judy Blame. Una oda al arte del detalle y de la audacia según Dior.

Close

LATEX Magazine

Operado por M&Z Fashion Group
© Copyright 2019-2020. All rights reserved.
Close