‘I CAN MAKE YOU FEEL GOOD’: La utopía negra de Tyler Mitchell

Por Gianfranco Suito

En la era digital, las imágenes que vemos dan forma a nuestra realidad: nos informan de lo que sucede alrededor del mundo y nos transportan a lugares nunca antes vistos. Para lograrlo, se requiere de individuos sensibles que estén dispuestos a ofrecer una perspectiva distinta inspirada en su historia personal.

Tyler Mitchell hizo historia dos veces al convertirse en el primer afroamericano y el más joven en fotografiar la portada de Vogue, a los 23 años y protagonizada por nada menos que Beyoncé. Casi dos años después, presenta su primer libro titulado ‘I Can Make You Feel Good‘, en donde ofrece una mirada fresca a la hora de retratar diversas historias bajo un mismo concepto: libertad.

El trabajo de Tyler se caracteriza por la unificación de arte, moda y cultura, así como varios géneros fotográficos, para lograr una representación íntima y pura, y la afirmación de su identidad.

Tyler conoció su pasión por la creación de imágenes junto a sus amigos skaters en Marietta, Atlanta, en donde se inspiró de la estética de Spike Jonze para capturarlos en video. Tal como contó en una entrevista para AnOther Magazine, ahí logró encontrar una comunidad por primera vez. Más adelante, recibió su Licenciatura en Cine y Televisión de la Escuela de Artes Tisch de la Universidad de Nueva York y el resto es historia —su amplia cartera de clientes ahora incluye revistas como Vogue US, British Vogue, Dazed, i-D Magazine, Document Journal, y campañas para marcas de moda como Comme des Garçons y JW Anderson.

Años después, Tyler sigue interesado en ese sentido de comunidad que sintió entre sus amigos skaters, y es algo que lleva tanto a sus trabajos personales como comisionados, los cuales hacen poca distinción y son utilizados como “oportunidades para crear este universo utópico, ya sea fotografiando a Beyoncé, Spike Lee, patinadores en Cuba o mis amigos más cercanos.”

..el paso a la digitalización acelerada es también un llamado a valorar aquello que permanece físicamente suspendido en el tiempo.

Dado el contexto actual, la relevancia de que las imágenes continuén existiendo fuera de espacio digital es aún mayor, pues el paso a la digitalización acelerada es también un llamado a valorar aquello que permanece físicamente suspendido en el tiempo. Este libro lleva el mismo nombre que su primera exposición individual en Estados Unidos en el International Center of Photography (ICP), para la cual, al comentar su proceso, dijo:

“A menudo pienso en cómo se ve la diversión blanca, y en esta noción de que las personas negras no pueden tener lo mismo. Al crecer con Tumblr, a menudo me encontraba con imágenes de modelos blancos sensuales, jóvenes y atractivos corriendo por ahí, libres y muy divertido, el tipo de cosas que harían Larry Clark y Ryan McGinley. Rara vez vi esa libertad para los negros en las imágenes, o al menos en las fotografías que conocía. Mi trabajo responde a esta falta. Siento la urgencia de visualizar a los negros como libres, expresivos, sin esfuerzo y sensibles.”

‘I Can Make You Feel Good’ contribuye al vocabulario visual contemporáneo en torno al cuerpo negro: propone un futuro rediseñado en la cual sus protagonistas emanan juventud y son libres bajo el mismo sol.

En 206 páginas impresas a full bleed, ‘I Can Make You Feel Good‘ contribuye al vocabulario visual contemporáneo en torno al cuerpo negro: propone un futuro rediseñado en la cual sus protagonistas emanan juventud y son libres bajo el mismo sol.

Sin embargo, en medio de tanta dicha, Mitchell utiliza “pistolas de agua y cadenas de plástico, símbolos de represión, como un recordatorio sutil de las formas en que el cuerpo negro todavía está politizado y, a veces, es incapaz de moverse por el mundo real con tanta libertad como yo.” En la portada del libro muestra a jóvenes negros con el torso desnudo en medio del campo, pero la cadena alrededor del cuello del único que le da frente a la cámara nos recuerda a la gran sombra del pasado sobre el presente.

..las imágenes que vemos dan forma a nuestra realidad: nos informan de lo que sucede alrededor del mundo y nos transportan a lugares nunca antes vistos.

I Can Make You Feel Good‘ incluye contribuciones escritas de Hans Ulrich Obrist (director artístico, Serpentine Galleries), Deborah Willis (presidenta del Departamento de Fotografía e Imágenes de la Escuela de Artes Tisch de la Universidad de Nueva York), Mirjam Kooiman (curadora, Foam) e Isolde Brielmaier (curador general, ICP), cuyas voces críticas examinan el predominio cultural de la reinvención de Mitchell en la experiencia negra.

Como fue escrito al inicio, las imágenes que vemos dan forma a nuestra realidad: nos informan de lo que sucede alrededor del mundo y nos transportan a lugares nunca antes vistos. Con ‘I Can Make You Feel Good‘, Tyler Mitchell vincula identidad, vestimenta, historia, comunidad, y un sin fin de elementos más para contarnos la historia de su utopía negra y ofrecernos una nueva noción de lo que podría ser la vida.

Con ‘I Can Make You Feel Good’, Tyler Mitchell vincula identidad, vestimenta, historia, comunidad, y un sin fin de elementos más para contarnos la historia de su utopía negra y ofrecernos una nueva noción de lo que podría ser la vida.

‘I Can Make You Feel Good’ está disponible ahora. Para más información, haz click aquí.

Close

LATEX Magazine

Operado por M&Z Fashion Group
© Copyright 2019-2020. All rights reserved.
Close