El trabajo creativo en tiempos de Coronavirus: Las medidas tomadas por fotógrafos peruanos para frenar la propagación del COVID-19

Por Cayetano García
Imagen ZUL Studio

El mundo está de cabeza. El día de ayer, el Presidente del Perú, Martín Vizcarra, anunció el aislamiento obligatorio social para todos los peruanos. Esta medida buscará frenar el creciente número de contagios de COVID-19, debido a su preocupante y rápida expansión. La tarea radica en nosotros: evitar salir de nuestros hogares e informarnos correctamente. Sin embargo, una de las mil preguntas sin responder aparece en la mente de los artistas, diseñadores, fotógrafos y quienes viven del trabajo del día a día en el medio. ¿Cómo afectará este virus en su trabajo?

El fotógrafo Iván Salinero publicó hace unos días un comunicado en el que señaló: «Algunos fotógrafos de Lima, hemos decidido parar cualquier actividad laboral hasta el día 30 de marzo, esperando que se desarrollen los acontecimientos y contribuyendo a la no propagación del Coronavirus». Una iniciativa que propone un desafío económico pero que se convierte en una medida drástica y necesaria ante la coyuntura global. Más aún, esta incertidumbre de creativos en todo el mundo acerca de cómo atacar este problema, ha iniciado una conversación interesante.

Iván recibió un mensaje de la fotógrafa Lucía Arana un día antes del anuncio del Presidente Vizcarra. Según nos cuenta Salinero, todavía era muy incierto el escenario que se iba a desarrollar en los siguientes días, por lo que él seguía trabajando. «Este viernes que tuve fotos salí muy preocupado del estudio donde trabajamos porque me di cuenta de que una sesión es un nido perfecto para un contagio masivo. Tan preocupado que cancelé un viaje que tenía esta próxima semana fuera de Perú. Entonces por primera vez fui plenamente consciente que algo iba a ir mal si no considerábamos un cambio. Y en estas me llamo Lucía con el mismo temor». Ambos consideraron armar un chat grupal con todos los fotógrafos que conocían para parar sus labores hasta fin de mes. Una medida que Salinero define como «una cuarentena autoimpuesta».

Lucía, a quien Iván describió como siempre acogedora y preocupada, ya había empezado a tomar medidas sanitarias en los estudios fotográficos ZUL, en donde atiende a sus clientes y donde ya estaba coordinando cerrar sus servicios. «Hablando con Iván, nos pareció buena idea decirles al resto de los fotógrafos que hagan lo mismo para todos unirnos. Si uno decidía trabajar estaría exponiendo no solo a él sino a todo su equipo. Y somos muchos envueltos en estas producciones», comenta la fotógrafa.

Para ambos es muy temprano para tener una visión clara sobre el futuro, pero lo cierto es que es necesario el trabajo en conjunto para sobrellevar esta pausa laboral. Iván considera que en su experiencia personal, el rubro de fotógrafos y creativos es solidario y empático. «Hay muchos compañeros de la industria, sobre todo utileros, producción y asistentes de fotógrafos que como nosotros viven del día a día. Y poco podemos hacer salvo tratar de ayudarnos, de unirnos y de apoyar las medidas y ser estrictos y consecuentes con ello para que después de todo podamos volver al día a día».

Sin embargo, esta incorporación, que menciona el fotógrafo tiene que ser paulatina. Luego de acatar con las medidas impuestas por le gobierno, cuando acaben estos quince días se tendrá que mantener distintas medidas en el trabajo. Lucía propone que «una vez que regresemos tenemos que seguir con el tema de la limpieza. Empezar con un equipo mínimo. Grupos chicos hasta que esto haya pasado». Por otro lado, las PYMES exigen facilidades para el pago de deudas e impuestos. «Esto es clave para que no nos ahoguemos como empresas que han estado pagando sí o sí sus impuestos y deberes», menciona Iván. En Italia, el gobierno ya ha congelado los pagos de las hipotecas por 18 meses y otro países están considerando otras medidas económicas similares para facilitar a quienes no pueden ir a trabajar.

Son tiempos difíciles para las industrias creativas, pero depende de nosotros como ciudadanos para que la reincorporación laboral sea menos compleja. «Las medidas como rubro dependen de cómo reaccionemos como país. Por eso es importante que seamos más solidarios que nunca y que respetemos al máximo las leyes y restricciones impuestas por Gobierno», concluye Iván Salinero. Medidas como la de estos fotógrafos, pone en evidencia su resiliencia y responsabilidad frente un reto tan grande como es el Coronavirus.

Hasta el momento son varios los fotógrafos unidos a esta iniciativa, como Jacques Ferrand, Sanyin Wu, Javier Falcon, Juan Pablo Aragón, Edward Alva, Janice Bryson, Rafo Iparraguirre, Camila Vidal, Alexander Perez-Flores, Jorge Anaya, Paolo Rally, Alonso Molina, Augusto Escribens, Alexander Neumann, Luis Miguel Otayza, Isis Mur, y estamos seguros que más fotógrafos y más creativos se unirán a esta causa por el bien común.

Close

LATEX Magazine

Operado por M&Z Fashion Group
© Copyright 2019-2020. All rights reserved.
Close