SAYA. La humanidad detrás de las texturas y textiles de Sitka Semsch

Fotografía Sebastián Corzo / Dirección de arte Cayetano García / Styling Majo Mundaca Zagal


SAYA, palabra en quechua que significa “mujer fuerte, guerrera, que se queda de pie”. La mujer en nuestro país es la fuerza que motiva y trasciende de generación en generación. Entonces, tener a la mujer peruana como musa, es y seguirá siendo siempre, un recurso hermoso e inspirador. Sitka Semsch, diseñadora de modas peruana, abrió hace un mes la tienda Saya by Sitka. Abrazando la historia milenaria del textil peruano y añadiendo la estética propia de su larga carrera como diseñadora, Sitka nos permitió conocer la historia detrás de su nueva marca. 

sitka semsch por latex magazine

Después de mucho tiempo de realizar vestidos de novia y de fiesta, Sitka Semsch, quien estudió en el Rhode Island School of Design, se planteó la idea de crear una línea de ropa más accesible. Para ella, “la accesibilidad no sólo traducida económicamente, sino de lo utilizable y reusable.” Al trabajar previamente con inmensas empresas de retailing como colaboradora y al asociarse con conocedoras del negocio del retail, decide crear una marca con contenido

Me llamó la atención el peso que le dio a esta palabra; ¿contenido a nivel de cantidad de piezas? ¿significados atribuidos a cada una de las piezas? Sitka entiende por contenido de su marca a un conjunto de valores que trascienden en toda la línea de trabajo. “Contenido referido a la calidad de la materias primas, a la mano de obra, al trabajo realizado y la responsabilidad social de por medio, y, que finalmente, sea una marca que te sientas bien usándola. Eso es contenido”, me explicó, “Va más allá del gusto. Eso es subjetivo. El contenido de Saya es lo objetivo, lo correcto.”

Cuando era chiquita, Sitka admiraba el gusto de su madre. Aquella representó un aspecto importante en la estética que presenta hoy en día en cada una de sus piezas. “Me enseñó a consumir poco, a usar una prenda varias veces y a ser ingeniosa.” Cuando uno ve sus piezas, resaltan los colores neutros, las fibras naturales, un estilo sin estampados pero con detalles sutiles. En estas características radica una parte de la sostenibilidad de sus diseños modernos y contemporáneos, en los que la durabilidad del uso de las prendas equivale a la sostenibilidad de consumo. 

Sin embargo, al crear SAYA, entendía de que no era lo único que tenía que realizar en cuanto a sostenibilidad ambiental y social. Hoy en día, los movimientos sociales como el feminismo y el, cada vez más creciente, movimiento por el cuidado del planeta, influyen en los trabajos de diversos artistas. “El arte es la expresión de quiénes somos a través de diversas disciplinas”, señala Sitka, quien comenta que todas las personas que proveen materia prima y trabajo son mujeres, con quienes tiene una relación muy personal. 

Antes de comenzar la marca, consideró importante dar oportunidad a diversas mujeres de bajos recursos, por lo que encontró la ONG “Sembrando Juntos”. Esta organización ubicada en Pachacutec, acerca educación de calidad a niños pequeños, por lo que Sitka decidió capacitar a las madres de estos niños en diversas técnicas textiles. Al capacitarlas en macramé, confección de accesorios o cobertores de almohadas, la diseñadora considera que se desarrolla una madre “contenta, independiente y acompañada. Una mamá así va a tener una mejor relación con sus hijos e hijas, y, por ende, la familia estará mejor. La idea es que se vuelvan expertas proveedoras y que salgan adelante. Es un good to good”. Al ser un país con habilidades textiles con un bagaje cultural e histórico increíble, crear oportunidades de educación y de solvencia económica mediante lo textil, permite la existencia de estas prácticas. Por otro lado, Semsch considera que en la línea de trabajo de cada prenda, existan los mismo valores. Desde el área de diseño, la producción el control de calidad y la distribución. Otras proveedores de telares con los que trabaja, tienen, a la vez, albergues para dar desayuno a niños y niñas con bajos recursos económicos. 

La nueva tienda, diseñada por la arquitecta Beata Woznica, es una casa rodeada por un parque sanisidrino y con características auténticas. Fue, por ello, principal inspiración para la editorial que acompaña esta entrevista. La tienda contrasta con las prendas más neutras, “me gusta el balance: si bien la tela dura no me gusta, los materiales metálicos sí. Quiero que en la tienda y en mis prendas haya una sensación de que existe un ser humano detrás de cada detalle. Que veas la humanidad en cada producto.” 

Quiero que en la tienda y en mis prendas haya una sensación de que existe un ser humano detrás de cada detalle. Que veas la humanidad en cada producto.” 

Suelo preguntarle a diversos diseñadores y artistas acerca de cómo el arte va entrando inevitablemente a nuestras vidas. En el caso de la tienda de Sitka, apuesta por una zona home y decoración de interiores. “Convivimos con arte, con plantas, con moda y con decoración. Así sentimos bienestar. Es una decisión en tu vida la de decorar con sostenibilidad.” Los artículos de decoración, representan elementos del Perú, como en los colores orgánicos y los algodones de alta calidad. “Es una conversación entre el concepto y el material”, comenta Sitka.

“Me preguntan siempre si es que volveré a usar colores neutros en mis diseños. Sí. Yo apuesto por estos colores, significa ser auténtico. Encontrar mi propio ser y qué trato ser. Es importarte definirse para trasladar tu propia estética a otras ramas”

Al recorrer con ella la tienda, me señaló la importancia de la autenticidad en un artista y diseñador. “Me preguntan siempre si es que volveré a usar colores neutros en mis diseños. Sí. Yo apuesto por estos colores, significa ser auténtico. Encontrar mi propio ser y qué trato ser. Es importarte definirse para trasladar tu propia estética a otras ramas”. Finalmente, cuando di por terminada la conversación, Sitka me volvió a sorprender con una lección que siempre recordaré. “Yo creo que para tener éxito hay que usar las 4Ps. Estas son pasión, perseverancia, paciencia y propósito”. La pasión para crear algo propio y que tenga el propósito de crear un mundo mejor, dándole oportunidades a personas que quizás no la tienen, y durante este proceso, paciencia y perseverancia para ver un resultado con calidad y contenido de verdad. 

Texto Cayetano García

Fotografía Sebastián Corzo
Modelo Abby Carter para We Love Models
Dirección de arte Cayetano García
Styling Majo Mundaca Zagal

Maquillaje & cabello Romina Quillaos
Asistencia Valeria Vigil

Close
LATEX Magazine © Copyright 2019. All rights reserved.
Close