¿Por qué esta crisis es una oportunidad para la industria local?

Por Val Vigil

Este 2020 llegó lleno de incertidumbre. Debido a la pandemia, nuestro futuro es una incógnita, no sabemos qué pasará cuando la cuarentena termine, cuándo tendremos una vacuna, ni cuáles serán las cifras de mañana. La poca certeza de lo que vendrá, se refleja en todos los rubros, incluida la industria de la moda. Sin embargo, algo que sí sabemos y tenemos claro es nuestro pasado, y podemos estar seguros que eso no cambiará.

El boom de la moda latinoamericana es un tema que siempre ha sido un elefante bastante grande en la habitación, y que ahora parece estar más cerca de lo que pensamos. ¿Por qué? Porque –bien o mal– tendremos que consumir lo nuestro. A pesar de que viviremos en un mundo más conectado virtualmente, por el momento estaremos separados físicamente. Las fronteras permanecerán cerradas en varios países, los viajes, importaciones y exportaciones quedarán como parte de la vida pre-covid 19 y nos dejarán solo al alcance de nuestros recursos. La crisis ya demanda ponernos creativos y encontrar soluciones.


DE LA OBLIGACIÓN AL DEBER

Consumir local no será solo nuestra única opción, por el contrario –creo yo– los consumidores entenderán que es nuestro deber. Siempre lo ha sido y siempre lo será. Esto no es solo un tema cultural o de orgullo, sino también un tema de supervivencia. Nuestra mejor opción para resurgir de la recesión y reactivar nuestra economía es consumiendo de una cadena 100% local.

Una estrategia de desarrollo local donde podamos darle trabajo a toda una cadena de mano de obra nacional, para que luego esta siga creciendo de proveedor en proveedor, cliente en cliente, artesano en artesano, y así aumentando las ofertas de trabajo y por ende la curva económica.

Los viajes, importaciones y exportaciones quedarán como parte de la vida pre-covid 19 y nos dejarán solo al alcance de nuestros recursos.


UNA OPORTUNIDAD QUE NACIÓ DEL CAOS ¿LA HISTORIA SE REPETIRÁ?

Recordemos lo que sucedió al término de la Segunda Guerra Mundial, contaban Alexander Fury y Pamela Golbin durante el en vivo “Posible Conversations” de Prada en Instagram. Cuando entrar y salir de Europa era imposible por la crisis, Francia empieza a perder su reputación como centro de la moda. Alrededor de los años 50, los diseñadores Haute Couture (que en ese entonces era el único tipo de diseño) empiezan a perder a sus clientes estadounidenses debido al auge de la producción y confección de diseños, la variedad y la libertad de elección. Aquí es donde empieza el boom de los diseñadores americanos ready-to-wear o prét a porter.

Nuestra mejor opción para resurgir de la recesión y reactivar nuestra economía es consumiendo de una cadena 100% local.


RE-VALORAR LA CULTURA LATINOAMERICANA

Hace poco escuché un término nuevo que me gustó mucho y que siento describe perfectamente lo que el futuro nos trae: “Local Couture”. Somos países que lo tienen todo; cultura, materiales, historia, conocimiento, somos auto-sostenibles y esa es nuestro verdadero valor agregado. Nuestra herencia, nuestro arte; es nuestro lujo y es momento de hacerlo crecer y darlo a conocer. En estos tiempos de incertidumbre lo único que podemos dar por sentado es nuestro pasado, nuestras raíces y nuestra historia.

Ilustración portada @dmaria.vt

Close
LATEX Magazine © Copyright 2019-2020. All rights reserved.
Close