INSTITUTE OF DIGITAL FASHION: El futuro de la moda en 3D

Texto Majo Mundaca Zagal

Piezas cobrando vida mediante representaciones digitales en entornos personalizados y virtualmente animados. La fusión entre el mundo físico y digital se siente cada vez más cerca.

La fundadora de CommuneEAST, Leanne Elliott Young, y la directora creativa y fundadora de la comunidad Digi-Gxl, Cat Taylor, se han asociando para crear el Instituto de Moda Digital, un estudio creativo que ofrece estrategias y productos que aprovechan el poder del panorama digital.

Cat Taylor y Leanne Elliot Young, quienes están detrás de este nuevo proyecto, no son ajenas a los universos digitales. Digi-Gxl es una comunidad global especializada en 3D y animación, creada por Cat Taylor ante la falta de mujeres en la industria; mientras que CommuteEAST, creada por Leanne Elliot Young, es una agencia y plataforma creativa que brinda perspectivas STEM al mundo de la moda y el arte a través de conversaciones, experiencias e instalaciones.

El Insituto de Moda Digital nace con el objetivo de ser un emblema para el cambio haciendo uso de la tecnología para “desafiar el sistema jerárquico de un desfile de moda” mediante el apoyo a LGBTQIA + y comunidades típicamente privadas de derechos, incluyendo modelos de casting digital de todos los géneros, tamaños y razas.

“Los productos de moda digital que creamos son mucho más grandes que simples modelos 3D. No solo tenemos la artesanía para imitar visualmente las prendas, sino que también tenemos la experiencia para producir productos digitales que realmente funcionan, responden y se comportan como lo harían en espacios físicos”, afirma en un comunicado Cat Taylor, quien ya ha trabajado con Alexander Wang, Balenciaga, Selfridges, entre otros.

Por otro lado, la cofundadora Leanne Elliott Young agregó que “hemos visto la adopción de la comunicación digital dentro del pico de la industria de la moda debido a la pandemia, y con esto viene la oportunidad de crear y mostrar estrategias digitales atractivas y diversas que sostendrán e inspirarán a Post Covid-19″.

Y es que el diseño virtual abre un universo completamente nuevo de posibilidades para las sesiones de moda, particularmente cuando se trata de locaciones, permitiéndote crear universos que sin la tecnología, solo podrían existir en nuestra imaginación.

[MIRA TAMBIÉN: HAPPY99, LA MARCA DE ZAPATOS QUE NO PODRÁS COMPRAR.. POR AHORA]

Además, el diseño 3D tiene ese increíble potencial para un cambio amigable con el planeta dentro de la industria de la moda, en cuanto a la sobreproducción y el desperdicio. “Estamos impulsando la tecnología como una solución no solo para vender más ropa, sino para interrumpir la forma en que los conceptos del sistema, produce, crea, difunde y exige que los consumamos”, afirma el comunicado de lanzamiento. “El software 3D brinda a los diseñadores la capacidad de diseñar, probar, personalizar y producir una prenda virtual que se puede vender en línea el mismo día, sin la necesidad de crearse físicamente. Esto hace un modelo sostenible ‘hecho a la venta’ donde nada se desperdicia”, cuenta Cat Taylor en su colaboración para The New Order junto a Selfridges.

Sin lugar a dudas, la revolución de estas nuevas narrativas digitales seguirán proporcionando una armonizacíon entre las experiencias de moda IRL y URL, en una realidad donde lo digital se hace cada vez mas indispensable. Pues como dice en un comunicado de la iniciativa, “su experiencia única le permite asesorar, construir y entregar lo imposible.”

Para tener una idea de lo que vendrá del proyecto, mire el video a continuación.

Close

LATEX Magazine

Operado por M&Z Fashion Group
© Copyright 2019-2020. All rights reserved.
Close