FAST FASHION: ¿El fenómeno que no podrá continuar?

Por Fer Guerrero

La industria de la moda ha presentado perdidas desde el inicio de la pandemia generando incertidumbre en muchos trabajadores, sin embargo, han entendido que para recuperar lo perdido y mantenerse en el mercado deberán alinearse a las nuevas direcciones de la industria, por lo que se han apresurado a operar de manera responsable bajo tres pilares de sostenibilidad: fabricantes, medio ambiente y economía.

Sin embargo, es inevitable pensar en el futuro existente –o inexistente– de la moda rápida, cuyo modelo de negocio ha sido el detonante para que la industria de la moda sea la segunda más contaminante del mundo debido a los casi 12.8 millones de toneladas de desechos de ropa que se genera y que terminan en el agua, o incinerados; además, de la falta de ética con sus trabajadores y la poca transparencia de sus insumos ¿Podrá la moda rápida acoplarse a este nuevo sistema? ¿Cuáles son las medidas que tomarán para mudarse a la creciente demanda del nuevo consumidor?


EL FAST FASHION ESTÁ OBSESIONADO

Sin duda, los dos grandes de la moda rápida, Inditex y H&M, han enfrentado críticas en cuanto a su huella ambiental en los últimos años; y la situación financiera que presentan ahora, podría indicar aún más su retroceso. Las ventas de marzo de Inditex cayeron un 24% al cerrar 3,785 tiendas, mientras que las de H&M, un 46% y con exceso de inventario. Esto ha desencadenado que algunas marcas aceleren la anulación de órdenes de producción, solicitando descuentos para recibir la mercancía en recorrido o postergando los pagos. Todo ello ha puesto en riesgo los medios de subsistencia de millones de trabajadores en la confección que operan bajo condiciones irregulares, en su mayoría, mujeres –quienes son el 85% de los trabajadores ¿Por cuánto tiempo más permanecerán desatendidos? Por su parte, H&M declara lo siguiente: “Nosotros mantenemos nuestros compromisos y acuerdos al recibir y pagar los bienes ya producidos (sin solicitud de descuentos), así como los bienes en producción, si se entregan dentro de un plazo razonable. Seguimos manteniendo un diálogo estrecho con los proveedores en el terreno, a través de nuestras oficinas locales, para comprender las necesidades de los trabajadores. Sin duda, la rápida propagación del COVID-19 ha tenido un gran impacto en millones de trabajadores de la confección que viven en países altamente dependientes de la industria textil, muchos con sistemas de protección social débiles y menor capacidad para manejar el impacto financiero causado por esta situación. Esto hace que el apoyo de los actores externos sea imperativo, y como Grupo H&M nos unimos al llamado global a la acción junto con la OIT, la OIE (Organización Internacional de Empleadores), ITUC (International Trade Union Confederation), IndustriALL Global Union, organizaciones de empleadores y otras marcas textiles. Seguiremos trabajando en colaboración para promover el establecimiento de sistemas sostenibles de protección social además de cumplir con nuestros compromisos ya mencionados.”

Sin embargo, otro factor que dificulta la sostenibilidad del Fast Fashion en el tiempo, es el compromiso público hacia una economía circular que en realidad funciona a medias, llamado greenwashing. Dos meses antes de los cierres de tiendas, H&M lanzó una colección cápsula con Billie Eilish “hecha con materiales obtenidos de forma más sostenible”, de la cual solo dos de las quince prendas pertenecen a la línea conscious.

Meses después, el gigante sueco encabezó la lista de Fashion Revolution como una de las marcas más transparentes por compartir información relacionada con su cadena de suministro, iniciativas verdes y sociales. Sin embargo, es relevante también que el reporte de las iniciativas y los insumos, no se enfoque únicamente en los materiales empleados, sino en el proceso de fabricación y la cantidad masiva de producción que terminará afectando a la economía circular que pretenden alcanzar.


LA RECONSTRUCCIÓN DEL FAST FASHION

En ese sentido, ¿Cuáles serán los siguientes pasos para llegar a la sostenibilidad? ¿Qué estrategias desarrollarán? ¿Qué mecanismos seguirán? Nos comunicamos con Vanessa Silva, Sustainable manager en H&M, quien nos contó los 3 pasos que tomará la marca para adaptar la sostenibilidad a nuestro país.

  1. Reforzamiento de materiales ecológicos
    H&M plantea continuar trabajando en la innovación de procesos y materiales para sumar a sus próximas colecciones. Fibras como Piñatex, Orange Fiber y Econyl estuvieron presentes en las últimas colecciones de Conscious Exclusive, y ahora añadirán Circulose, un nuevo material químicamente reciclado que se encarga de recuperar el algodón de ropa desgastada, por lo que esta implementación reduciría la huella ambiental, utilización de agua y deforestación a casi cero.
  2. Incorporación de soluciones sostenibles en tiendas
    La apertura de la tienda H&M Santa Anita, la cual se dio en el 2019, cuenta ya con reutilización de aguas grises y uso de paneles solares para vitrinas y áreas internas. Asimismo, habrá una próxima apertura que también contará con energía renovable para pasillos y salas técnicas.
  3. Alianzas estratégicas
    En búsqueda de conseguir un impacto social positivo, H&M reforzará alianzas con fundaciones que reciben el porcentaje de ventas de colecciones. La marca ha trabajado en conjunto con organizaciones como WWF y Free Equal de las Naciones Unidas.

De todo ello, resulta necesario asimilar que aunque los cambios ya estén planteados, aún tienen un camino largo por recorrer hacia la sostenibilidad. La crisis de la pandemia sacó a relucir los problemas sistemáticos de la moda, pero estos cambios políticos, culturales y financieros han obligado también a la moda rápida a enfatizar su comportamiento responsable. Si bien es cierto que el sector económico todavía está emergiendo, la planificación para el cambio de estas marcas estaría dando una buena señal para su permanencia en el mercado, la cual podría tomar forma para una nueva cara de la moda rápida. Solo queda esperar.

Nota del editor: Este artículo fue revisado el 28 de junio de 2020 para incluir declaraciones de H&M. Una versión anterior de este artículo dio a entender que la situación de la pandemia ha afectado la cadena de producción resultando en descuentos para recibir la mercancía en recorrido o postergando los pagos, sin embargo H&M ha mantenido sus acuerdos al recibir y pagar los bienes ya producidos y sin solicitud de descuentos.

Close

LATEX Magazine

Operado por M&Z Fashion Group
© Copyright 2019-2020. All rights reserved.
Close